Dolma (Verduras rellenas)

La dolma es un plato muy típico de la cocina turca cuyo origen se remonta a Asia Central; básicamente es una hoja de parra rellena de arroz o carne, aunque existen cientos de variantes.

Dolma es un plato muy típico e importante en la cocina turca, básicamente se trata de una hoja de parra enrollada y rellena de una mezcla, aunque hay otros tipos diferentes que sustituyen las hojas de parras por tomates, cebollas, berenjenas, o calabacín.

La palabra “dolma” viene de “doldurmak”, que en turco significa precisamente “rellenar”; en principio el relleno habitual es arroz con cebolla y especias, aunque a menudo también se emplea carne. Su origen se remontan a cuando los antiguos turcos vivían en las estepas de Asia Central: por aquel entonces comenzaron a practicar la agricultura sedentaria, y para conservar las verduras sobrantes del verano, las secaban y en invierno las cocinaban hirviéndolas y rellenándolas.

Esta técnica aún se practica actualmente en Turquía, donde –al igual que ocurre con el famoso kebap– existen cientos de variedades distintas de dolma, dependiendo de la región y de los productos disponibles en cada zona. Si se utiliza para el relleno arroz, es habitual tomar la dolma fría; sin en cambio se emplea carne, lo normal es tomarla caliente.

A continuación vamos a explicar una de las formas de preparar dolma.

Tomates y pimientos rellenos con arroz (Ingredientes para 5 personas)

Ingredientes

8 pimientos verdes (pimientos italianos)

8 tomates

1 vaso de arroz

2 cebollas bien picadas

Medio vaso de perejil picado

4 cucharadas de piñones

4 cucharadas de grosella seca

el interior de 8 tomates

1 cucharada de menta seca

1 cucharadita de pimienta

1 cucharadita de tomillo

1 cucharadita de azúcar

Zumo de medio limón

Medio vaso de aceite de oliva

Medio vaso de agua caliente

Sal

Preparación

Lavamos los pimientos y los tomates, y cortamos la parte superior (donde se une al tallo) dejándola aparte. Los vaciamos, y dejamos el interior de los tomates también reservado para elaborar más tarde el relleno.

Dejamos el arroz a remojo durante media hora en agua tibia con sal, y luego lo lavamos y escurrimos. Calentamos una olla y ponemos en ella aceite de oliva y piñones, que sofreímos un minuto hasta que se doren ligeramente; seguidamente añadimos la cebolla picada y la sal, y la sofreímos durante cinco minutos.

Añadimos a continuación el arroz y revolvemos bien durante diez minutos para que no se pegue. Cogemos el relleno que habíamos sacado de los tomates, lo picamos y lo vertemos al arroz, mezclando bien todo.

Por último echamos todas las especias, el perejil, el azúcar, la sal, el zumo de limón y medio vaso de agua caliente, revolvemos y dejamos a fuego lento hasta que el agua se haya evaporado por completo. Cuando ya no quede agua, apagamos el fuego y dejamos reposando el arroz hasta que enfríe. Hay que recordar no obstante que el arroz aún no está listo en este momento.

Cuando esta mezcla haya reposado, rellenamos con ella los pimientos y los tomates y los vamos colocando en una bandeja de horno, cerrándolos con las tapas que les cortamos antes y echando por encima un poco de aceite de oliva.

Los metemos en el horno a 180 grados durante 20 ó 30 minutos hasta que estén ligeramente dorados. Finalmente esperamos unos 15 minutos a que enfríen, y ya están listos para servir. Se puede añadir unas gotas de limón por encima, y acompañar de salsa de yogur.

Afiyet Olsun! (¡Que aproveche!)