Ayran (Yogur líquido)

El Ayran es una bebida procedente de Asia Central que es muy popular en todos los territorios del antiguo Imperio Otomano, incluyendo Anatolia, los Balcanes y Oriente Medio.

El Ayran es una bebida procedente de Asia Central que es muy popular en todos los territorios del antiguo Imperio Otomano, incluyendo Anatolia, los Balcanes y Oriente Medio. Se cree que su origen está en un método que usaban los pueblos nómadas asiáticos para preservar el yogur. Básicamente se compone de yogur, agua y sal, y normalmente se toma frío acompañando a la comida, si bien en muchas zonas rurales de Anatolia se sigue ofreciendo como bebida de bienvenida a los huéspedes.
 
Como está ligeramente salado, resulta una bebida especialmente saludable para tomar durante el verano, cuando el cuerpo pierde muchas sales por el sudor, y además no tiene azúcares ni grasas, por lo que no sólo no engorda sino que además resulta muy digestivo. Vamos a explicar cómo preparar en casa un poco de ayran para poder comprobar sus beneficios para la salud.
 

Ingredientes

250 gr. de yogur turco
1 litro de agua
1 cucharadita de sal
 

Preparación

Es importante que el yogur sea natural (no azucarado) y cremoso. Lo más parecido que podemos encontrar al yogur turco en España es el yogur de estilo griego, que resulta muy fácil de comprar en cualquier supermercado, siempre eso sí sin azúcar.
 
Vertemos el yogur y el agua fría en un recipiente grande donde podamos mezclarlo y batirlo fácilmente; podemos emplear una batidora, o bien utilizar un recipiente cerrado y batirlo de un lado a otro como si fuera una coctelera, que es como se prepara tradicionalmente en Turquía (concretamente en el Mar Negro) y como mejor queda. Lo batimos bien durante varios minutos, de modo que no queden grumos.
 
Finalmente añadimos a la mezcla una cucharadita de sal y lo guardamos en la nevera. Recordemos que el ayran se sirve frío.
 
Afiyet Olsun!!