Así se hace el kebap más caro del mundo