telefonía móvil 4.5 G

La tecnología 4.5G llega a Turquía

El viernes se activaron las primeras conexiones con tecnología 4.5G, que permite transmisiones de datos 10 veces más rápido que el 3G, aunque habrá que esperar varios años para que la cobertura abarque el 95% del país.

La tecnología 4.5G, que incrementa hasta 10 veces la velocidad de transmisión de datos con respecto a tecnologías como el 3G, echó a andar oficialmente el viernes 1 de abril en Turquía tras meses de preparativos y miles de millones de euros de inversión por parte de las principales compañías que operan en el mercado de la telefonía móvil del país.

Según anunció el ministro de transportes y comunicaciones de Turquía, Binali Yıldırım, la transición a la tecnología 4.5G en las 81 provincias del país se realizará de forma progresiva, si bien se espera que el proceso esté completado para finales de este año. El ministro señaló que alrededor del 40% de los 74 millones de usuarios de telefonía móvil del país podrán utilizar la nueva red 4.5G sin necesidad de cambiar su actual terminal. Se espera que 7 millones de ellos comiencen a usarla ya a partir de este mes de abril.

“Las tecnologías 4.5G estarán activadas en puntos específicos de todos los centros de las ciudades en toda Turquía a partir del 1 de abril. Sin embargo, llevará tiempo para las zonas pequeñas con poblaciones de en torno a 250-500 personas comenzar a usar estas tecnologías. Aproximadamente el 95% del país estará cubierto por esta tecnología para el año 2023”, declaró Yıldırım horas antes de la entrada en funcionamiento de la red de forma oficial el viernes.

“Las comunicaciones móviles a altas velocidades comenzarán pronto, pero debería advertir especialmente a los consumidores más jóvenes acerca de las futuras facturas (por consumo), que probablemente serán más elevadas… Cuando más rápido quieras conectarte a Internet, más alta será tu factura dado que estarás obteniendo datos bastante rápido, y probablemente no entenderás cuánto tiempo has estado conectado a Internet con las nuevas tecnologías que entran en servicio”, advirtió el ministro.

Los tres grandes operadores de telefonía móvil del país, Turkcell, Vodafone y Avea (que desde enero de 2016 opera bajo la marca única de Türk Telekom) han invertido un total de 3.900 millones de euros -1.900, 918 y 1.100 millones de euros, respectivamente- tras obtener el 26 de agosto de 2015 las licencias para ofrecer servicios en la incipiente red 4.5G de Turquía, en un concurso público organizado por la Autoridad de Tecnologías de la Información y la Comunicación (BTK).

La competencia ha sido no obstante dura y se ha agravado con una disputa entre las tres grandes compañías de telefonía por lograr acceso a la red de fibra óptica instalada por Türk Telekom, propiedad aún en un 30% del Estado turco, y que en la última década ha invertido más de 6.000 millones de euros en la instalación de una extensa red de fibra.

Ésta inversión amparada parcialmente por las arcas públicas le ha permitido a Türk Telekom posicionarse en la actualidad en una evidente posición de ventaja respecto a sus otros dos competidores en lo que se refiere a sus servicios de Internet de alta velocidad, que además está combinando con servicios de telefonía en paquetes de oferta unificados para atraer a más usuarios de móvil, incluyendo de Turkcell y Vodafone, que han propuesto por su parte desarrollar conjuntamente la red de fibra óptica del país.

Al respecto de esta disputa comercial, el ministro Yıldırım ha apostado igualmente por “inversiones conjuntas” especialmente en aquellos lugares en los que la población sea inferior a 10.000 habitantes. “Una estación base será creada en zonas pequeñas, en lugar de una por cada compañía, y todas se beneficiarán de ella”.