Çerkez Tavuğu (pollo circasiano)

El término “circasiano” deriva de la palabra turca “Çerkez”, que se refiere en general a cualquier pueblo originario del norte del Cáucaso.

El término “circasiano” deriva de la palabra turca “Çerkez”, que se refiere en general a cualquier pueblo originario del norte del Cáucaso. La vaguedad del término se debe a que el Cáucaso Norte era una región remota y relativamente desconocida tanto para los occidentales como para los otomanos.

En el siglo XIX los circasianos, que habían mantenido la independencia durante más de un siglo frente al avance del Imperio Ruso, fueron vencidos tras una dura guerra. Los rusos deportaron a la mayoría de ellos, que encontraron refugio en tierras del Imperio Otomano, donde la mayoría de ellos se convirtió al Islam. Actualmente hay más de 5 millones de circasianos viviendo en Turquía.

Ingredientes para 8 personas

1.500 gr. de pollo
1 cebolla grande cortada en pedazos
sal y pimienta

Para la salsa

350 gr. de nueces molidas
4 rebanadas de pan duro
1 cucharada de cebolla
1 diente de ajo molido
1 cucharadita de pimienta roja
sal

Para la guarnición

1 cucharada de aceite
1 cucharadita de pimienta roja

Preparación

Se limpia bien el pollo y se pone en una olla con agua, junto con la cebolla, la sal y la pimienta. Se pone a calentar hasta que hierva, y después se deja cocer a fuego lento hasta que el pollo esté tierno (aprox. unos 35 minutos). Una vez listo sacamos el pollo de la olla y lo dejamos enfriar; no tiramos el caldo ya que lo vamos a necesitar. Una vez listo, deshuesamos el pollo y le quitamos toda la piel. Lo cortamos entonces en tiras finas y alargadas, de unos 5-6 cm de longitud, y lo ponemos aparte en un plato para servir. Colamos el caldo y lo dejamos también aparte.

Molemos las nueces y las mezclamos bien. Cogemos el pan y le quitamos la corteza, y lo deshacemos en migas que ponemos a remojo en agua; después las estrujamos bien y dejamos que sequen. Mezclamos bien las migas de pan con las nueces molidas en un recipiente, al que añadimos la sal, la cebolla rallada, el ajo y la pimienta roja, cuidando que quede todo bien triturado y mezclado. Es ahora cuando usamos el caldo del pollo que habíamos reservado, añadiéndolo poco a poco al recipiente con las nueces y el pan y mezclándolo todo bien, poco a poco, hasta conseguir una salsa blanca consistente.

Colocamos el pollo cortado en una bandeja y vertemos delicadamente sobre él aproximadamente la mitad de la salsa de nueces que hemos preparado. El resto de la salsa la extendemos sobre la bandeja. Aparte, preparamos una sartén con aceite y lo dejamos calentar a fuego lento, añadiéndole la pimienta roja y mezclándolo bien, y dejamos calentando la mezcla aproximadamente un minuto; una vez lista, la vertemos sobre el pollo con nueces y lo servimos a temperatura ambiente.

Afiyet Olsun!!

Más recetas en:
http://www.cocinadeturquia.es