Refuerzan eje Brasil-Turquía por cuestión nuclear iraní

El canciller brasileño Celso Amorim fue recibido ayer en Estambul por el presidente turco Abdullah Gül, en el marco de los esfuerzos que ambos países realizan para lograr una solución en la crisis iraní.

El canciller brasileño Celso Amorim fue recibido ayer en Estambul por el presidente turco Abdullah Gül, en el marco de los esfuerzos que ambos países realizan para lograr una solución en la crisis iraní, informó hoy Agencia Brasil. «Es muy importante alcanzar una solución pacífica y negociada para este tema, aún creo que eso es posible, no es fácil, pero es posible» declaró Amorim a la agencia estatal.

Brasil respalda que Turquía reciba uranio iraní como fórmula para resolver la crisis. Amorim destacó, en entrevista a un diario brasileño, que Turquía es insospechada de favorecer a Irán, país con el que hace frontera. Según el ministro brasileño no conviene a Turquía que un país vecino cuenta con armamento nuclear y afecte el equilibrio estratégico de la región.

Amorim abordó ayer la tensión entre Irán y Estados Unidos con su par turco Ahmet Davotoglu, en el segundo encuentro que ambos celebran en 10 días, el anterior fue en Brasilia. Durante su estancia en Brasilia el ministro turco destacó las coincidencias de ambos países a favor de la resolución de la crisis iraní.

Otra señal de ese aparente «eje» entre Brasilia y Ankara, es la próxima visita Brasil, a fines de mayo, del primer ministro Recep Erdogan.

El presidente Luiz Lula da Silva y Erdogan, conversaron sobre la cuestión iraní con el mandatario estadounidense Barack Obama, hace dos semanas en Washington. En esa ocasión Lula y Erdogan plantearon al líder americano que es conveniente hallar un acuerdo y sobre la posible ineficacia de las sanciones contra Iran.