Los soldados israelíes robaron a los activistas de la Flotilla

Al menos cuatro militares israelíes, incluido un teniente del ejército, han sido detenidos en los últimos días tras encontrarse evidencias de que habían robado ordenadores portátiles y otros aparatos.

Al menos cuatro militares israelíes -incluído un teniente del ejército- han sido detenidos en los últimos días tras encontrarse evidencias de que habían robado ordenadores portátiles y otros aparatos a los activistas de la Flotilla de la Libertad cuando estos fueron capturados a finales de mayo.

Entre los detenidos hay un oficial del Ejército con rango de teniente que supuestamente vendió algunos de los equipos robados a un amigo y éste a su vez a otros amigos, informan hoy medios locales.

Según el diario Yediot Aharonot, los aparatos fueron robados entre las pertenencias de los activistas que viajaban a bordo del «Mavi Marmara», el buque insignia de los seis barcos que formaban la flotilla internacional con destino a Gaza, y que fue abordado por comandos israelíes el pasado 31 de mayo en una operación que costó la vida a nueve personas que formaban parte del convoy.

La prensa israelí explicó que por el momento habrían sido detenidas cuatro militares, uno de ellos un oficial supuestamente con rango de teniente, que habría vendido varios de los aparatos tecnológicos robados a algunos amigos. Los otros tres soldados habrían sido los encargados de robar los objetos, incluyendo ordenadores, cámaras y teléfonos móviles entre otros.

El hecho que ha sido dado a conocer ahora por la prensa israelí no es sin embargo nada nuevo para los activistas que viajaban con la expedición humanitaria que pretendía llevar ayuda a Gaza. Tras regresar vía Turquía, muchos de ellos ya denunciaron en su momento que no les habían devuelto sus pertenencias que incluían ordenadores, cámaras o teléfonos; un periodista de nacionalidad italiana que iba a bordo del «Mavi Marmara» afirmó incluso que habían utilizado sin su autorización su tarjeta de crédito tras confiscársela.

Hace pocos días otro escándalo afectó al ejército israelí después de que una soldado licenciada publicase en la red Facebook fotos suyas en las que aparecía sonriente y mostrando el símbolo de la victoria junto a prisioneros palestinos esposados y con los ojos vendados en actitud humillante hacia ellos.