Israel rechaza la investigación propuesta por la ONU

Israel rechazó ayer domingo la propuesta del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para llevar a cabo una investigación internacional sobre el mortal abordaje contra el Mavi Marmara.

Israel rechazó ayer domingo la propuesta del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para llevar a cabo una investigación internacional sobre el mortal abordaje que el gobierno hebreo llevó a cabo hace una semana, y mantuvo la decisión de llevar a cabo su propia investigación.
 
«Rechazamos una comisión internacional. Estamos discutiendo con la administración Obama la forma en la que se llevará a cabo nuestra propia investigación», declaró el embajador israelí en Washington. El secretario general de la ONU había pedido tras conversar el sábado por teléfono con el primer ministro turco la creación de una comisión dirigida por el primer ministro de Nueva Zelanda, Geoffrey Palmer, y que incluiría a representantes de Turquía, Israel y Estados Unidos.
 
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, habló ayer domingo por teléfono con el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y le pidió que acatara la petición de la resolución de numerosos organismos internacionales, incluyendo el Consejo de Seguridad de la ONU, que tras la reunión de urgencia celebrada poco después del ataque israelí demandó una investigación clara y transparente sobre el abordaje del buque turco «Mavi Marmara» que causó la muerte a al menos 9 personas.
 
«El presidente de la República invitó a Netanyahu a responder a las demandas del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, relativas a la apertura de una investigación creíble e imparcial sobre las condiciones de la intervención israelí contra la «Flotilla de la Libertad» del 31 de mayo en Gaza, y manifestó la disposición de Francia a participar», declaró el Elíseo en un comunicado.
 
Además Sarkozy subrayó a Netanyahu la «urgencia» de buscar una solución para acabar con el severo bloqueo que sufre desde hace cuatro años la Franja de Gaza, donde 1´5 millones de personas viven con graves carencias y dependiendo de la ayuda internacional en el que es el territorio de mayor densidad poblacional del mundo.