LA UE ESTUDIA IMPONER RESTRICCIONES A LA ENTRADA DE TRABAJADORES TURCOS

BRUSELAS PODRÍA APLICAR RESTRICCIONES PARA ALIVIAR LAS RETICENCIAS DE CIERTOS PAÍSES SOBRE EL MERCADO LABORAL, LA INMIGRACIÓN O LA INTEGRACIÓN DE LA COMUNIDAD MUSULMANA

La Unión Europea está considerando la posibilidad de imponer restricciones sobre la libre circulación de trabajadores turcos si Turquía consiguiera la adhesión plena al bloque comunitario, según declaró el Comisario para la Ampliación, Olli Rehn, durante una reciente entrevista. Rehn declaró que personalmente cree que la UE se beneficiará ampliamente de la mano de obra joven y altamente cualificada de Turquía, pero añadió que algunos países de la UE podrían no ver la adhesión de Turquía de forma tan positiva.

\»Por ejemplo en Francia, la adhesión turca a la UE es vista desde el punto de vista de ciertos problemas relacionados con la integración de la minoría musulmana… Si es que se puede llamar a cinco o seis millones de personas en la sociedad francesa una minoría, de los cuales sólo una pequeña parte son turcos\», dijo Rehn, que quiso dejar claro que no siente mucha simpatía por ese tipo de actitudes \»porque la UE no es un club cristiano\», pero agregando que algo había que hacer para abordar ese tipo de temores.

La UE inició las negociaciones para la adhesión con Turquía en 2005, pero desde entonces ha habido escasos progresos y numerosos escollos en el camino, especialmente relacionados con la cuestión de Chipre y con la oposición de Francia -encabezada por su actual presidente, Nicolas Sarkozy- a la adhesión plena de Turquía a la Unión, posición compartida tambien por otros países como Austria o Alemania. De ahí que uno de los instrumentos a disposición de la UE, según Rehn, sea la posibilidad de introducir medidas restrictivas sobre el movimiento de los trabajadores de un país

\»Sobre la libertad de movimeinto de los trabajadores, podemos considerar períodos de transición e incluso derogaciones permanentes\», dijo el Comisario para la Ampliación. \»Esto es para aliviar los temores entre nuestros ciudadanos sobre los problemas relacionados con el mercado laboral y la inmigración\».

No obstante, Rehn dijo que las derogaciones permanentes sobre la libertad de movimiento de los trabajadores no habían sido aplicadas nunca antes por la UE, dando a entender que esperaba, al menos desde su posición, que tampoco se aplicasen en el caso de que Turquía accediera a la Unión Europea como miembro de pleno derecho