inflación

Inflación: la subida de precios en Turquía roza el 70%

La inflación continúa siendo uno de los principales problemas de la economía de Turquía, donde los precios crecieron en abril un 69,8% en comparación con el mismo mes del año anterior, según los últimos datos publicados hoy por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK), con la educación, los restaurantes y los hoteles sufriendo los mayores incrementos de costes en el último año.

El dato de inflación interanual de abril supone un incremento del 1,3% con respecto al registrado en marzo (68,5%); mes a mes, los precios se incrementaron en abril un 3,18%, después de haber crecido un 3,16% en marzo con respecto a la inflación de febrero. Aun así, la subida del IPC ha sido ligeramente inferior a la pronosticada por los principales analistas económicos, que de media habían previsto que el dato de inflación de abril superara el 70,3%.

Según el informe presentado hoy por el organismo estadístico oficial turco, el mayor incremento interanual de precios se registró en la educación, con un aumento del 103,86% de los costes; le siguió la hostelería (95,82%) y los alimentos y bebidas no alcohólicas (68,5%). Comentando los datos de inflación de abril, el ministro de Finanzas de Turquía, Mehmet Şimşek, dijo que las cifras publicadas hoy siguen el rumbo previsto y aseguró que tras alcanzar su pico en mayo, los precios comenzarán a descender “según nuestras predicciones”.

El Banco Central Turco prevé que para finales de 2024 la inflación descienda hasta el 36%, reduciéndose hasta el 14% para finales de 2025. Las previsiones de los analistas internacionales no son sin embargo tan positivas, y calculan que los precios en Turquía crezcan interanualmente un 43,5% para finales de 2024, gracias a la agresiva política de subida de tipos de interés del Banco Central.