EL BANCO CENTRAL DICE QUE EL 4% DE INFLACIÓN NO SERÁ POSIBLE EN MENOS DE DOS AÑOS

Un riesgo emergente por la subida del precio de los alimentos y la energía sugiere que llegar al 4% de inflación a medio plazo parece que va a llevar más tiempo, según el Banco Central turco. Además, la incertidumbre sobre la crisis económica global puede restringir la deflación. El Gobernador del Banco Central turco, Durmuş Yılmaz, celebró una conferencia de prensa sobre el informe del organismo sobre la inflación ayer en Ankara, durante la cual dijo que el horizonte en el que la inflación llegará al objetivo del 4% no hará que la política monetaria sea la perdedora en el periodo que viene.

Al contrario, Yılmaz dijo que su previsión de inflación estaba basada en un endurecimiento y restricción de la política monetaria en el periodo que viene. \»De hecho, la política monetaria dará mas buenas que malas noticias.\» Dijo también que esperaba que a finales del 2008 la inflación esté entre el 4,9 y el 8,5 con una probabilidad del 70%.

\»Mirando adelante, experamos que continúe la moderación en la actividad económica y en el empleo pese a las precauciones debidas a las incertidumbres globales y domésticas,\» dijo Yılmaz. Por ello se esperaba que la demanda y la capacidad continúen a apoyar al deflación.

\»Nuestras previsiones para el medio-plazo de la inflación incorporan asunciones más conservadoras en los precios de los alimentos comparados con el informe de la inflación de enero, el cual incluía una corrección en la inflación del precio de los alimentos justificando mejores condiciones climatológicas\», continúo. Sin embargo, mencionó que la largamente esperada corrección en los precios de los alimentos no se había materializado todavía, añadiendo que la inflación de los alimentos se aceleró paralelamente con el incremento de la demanda global y los altos precios de los productos agropecuarios. \»Contra este fenómeno, hemos incrementado nuestras asunciones de la inflación de los alimentos al 13% para el 2008 y al 8% para el 2009.