La tasa de inflación cayó al 7,24% en enero

Pese al buen dato, el Banco Central Turco señaló en un comunicado que no estudiará nuevos recortes de tipos antes de la reunión prevista para finales de febrero.

La tasa interanual de inflación cayó en Turquía casi un punto porcentual durante el pasado mes de enero hasta situarse en el 7,24%, frente al 8,17% registrado en diciembre, según datos hechos públicos por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK) el martes.

El dato, si bien es positivo, supone una moderación del auge de los precios en el país euroasiático menor de la esperada, especialmente teniendo en cuenta la influencia que podría tener en la inflación la caída del precio del petróleo en los mercados. Los analistas habían previsto un dato de inflación para enero por debajo del 7%.

Hace justo una semana el presidente del Banco Central Turco (TCMB), Erdem Başçı, había anunciado una reducción considerable de las previsiones de inflación para 2015, estimando que la subida media del IPC rondaría el 5,5%; Başçı señaló además la posibilidad de llevar a cabo nuevos recortes de tipos de interés en función de la evolución de la inflación, sugiriendo que una caída de la inflación en enero mayor del 1% podría precipitar una medida en este sentido a principios de febrero.

Sin embargo y pese a las presiones desde el gobierno para nuevos recortes que estimulen la economía turca, el TCMB hacía pública una nota el martes en su página web oficial en la que mantenía la fecha prevista para la próxima reunión de su Comité de Política Monetaria para el 24 de febrero, pese a reconocer una mejora de los indicadores de inflación gracias a la implantación de “políticas monetarias y de liquidez precavidas”.