Desarticulada en Ankara una red de extorsión del PKK

Decenas de sospechosos fueron detenidos en una operación simultánea llevada a cabo de madrugada en Ankara. La red exigía dinero mediante amenazas a empresarios y comerciantes.

Al menos 21 sospechosos de vínculos con el grupo terrorista PKK han sido detenidos en la capital turca, Ankara, durante una macro operación de unidades especializadas en la lucha contra el terrorismo de la policía turca contra una red de extorsión que se dedicaba a recaudar fondos para la organización armada.

Según informaron medios turcos citando fuentes vinculadas a la operación, las redadas se desarrollaron simultáneamente en la madrugada del martes en los distritos de Ulus y Altındağ y fueron dirigidas contra decenas de personas acusadas de exigir dinero en nombre del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y de una organización paralela del grupo, el KCK (Unión de las Comunidades del Kurdistán).

Cerca de 300 agentes divididos en 60 equipos diferentes entraron simultáneamente en 35 domicilios de la capital turca, según las informaciones publicadas. Los detenidos exigían dinero mediante amenazas a lugares de ocio así como a taxistas y comerciantes, y no se descartan nuevas detenciones dado que la operación sigue abierta.

Desde que en 1984 el PKK iniciara una lucha armada para conseguir mediante la violencia sus objetivos políticos, más de 40.000 personas han muerto como consecuencia de ataques del grupo armado.

Sólo desde que hace tres años el PKK rompiera unilateralmente la tregua declarada en 2013 por su líder encarcelado, Abdullah Öcalan, más de 1.200 personas entre civiles y miembros de las fuerzas de seguridad turcas han fallecido en atentados y acciones armadas del PKK.