Comienza la cumbre nuclear en Washington

El presidente estadounidense Barack Obama inauguró la cumbre sobre seguridad nuclear que se celebra en Washington, y que pretende evitar la proliferación de armas nucleares.

El presidente estadounidense Barack Obama inauguró ayer la cumbre sobre seguridad nuclear de dos días de duración que se celebra en Washington, y que pretende evitar la proliferación de armas nucleares en el mundo y que éstas caigan en manos terroristas, a la vez que buscará un acuerdo para imponer nuevas sanciones contra Irán por su programa nuclear.
 
Dirigentes de más de medio centenar de países así como varias organizaciones internacionales se reunirán en la sede del Congreso estadounidense en medio de extremas medidas de seguridad puestas en marcha para proteger a semejante concentracción de líderes mundiales.
«La mayor amenaza a la seguridad de Estados Unidos, a corto, medio y largo plazo, sería la posibilidad de que una organización terrorista obtenga un arma nuclear. Esto es algo que podría cambiar el panorama de la seguridad de este país y de todo el mundo durante los próximos años», dijo Obama el domingo, un día antes del inicio de la cumbre, al tiempo que advirtió que «organizaciones como Al Qaeda están buscando hacerse con un arma nuclear».
El objetivo de la cumbre, según avanzó Obama, es que todos los países en posesión de material nuclear se comprometan a detectar y poner bajo control sus reservas de uranio y plutonio en un plazo máximo de cuatro años y bajo la supervisión de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA). El presidente norteamericano propone además que se cree un banco internacional de combustible nuclear para el reciclaje de los materiales más peligrosos, como el uranio enriquecido.
Una de las reuniones más importantes que tenía Obama en la agenda del lunes era su entrevista con el presidente chino Hu Jintao, al que Washington quería convencer para que respaldase nuevas sanciones contra Irán por su controvertido programa de enriquecimiento de uranio que según algunos podría esconder la fabricación de combustible para armas nucleares. acordaron intensificar la presión sobre el régimen iraní.
 
Obama y Jintao acordaron finalmente el lunes intensificar la presión sobre el régimen iraní, según fuentes del gobierno norteamericano. Sin embargo China, que hasta ahora se había mostrado reticente a la imposición de nuevas sanciones, simplemente ha aceptado estar presente en las conversaciones en las que se discutirán dichas sanciones, pero sin dar explícitamente su apoyo.
Estados Unidos ya declaró por boca de su secretario de Defensa Robert Gates que mantiene sobre la mesa «todas las opciones», incluidas las militares y nucleares, respecto a Irán y Corea del Norte por ser países «que no respetan el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP)». No obstante la ausencia del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se ha hecho notar, ya que Israel no quiere que varios países de Oriente Medio aprovechen la cumbre para exigirle que abra también sus instalaciones nucleares a las inspecciones de la AIEA y cumpla con el TNP.