mujeres sufriendo hambre en Gaza

63 mujeres mueren cada día en Gaza por los ataques de Israel, según la ONU

Una media de 63 mujeres mueren cada día en Gaza, 37 de ellas mujeres con hijos que “dejan sus familias atrás”, a consecuencia de los ataques por la ofensiva lanzada por Israel en octubre que ha causado hasta ahora la muerte a casi 31.000 palestinos, la mayoría mujeres y niños, mientras los supervivientes se enfrentan ahora a una hambruna que ha alcanzado “niveles catastróficos”, según denuncian responsables de la ONU.

“En el Día Internacional de la Mujer, las mujeres en Gaza continúan sufriendo las consecuencias de esta brutal guerra”, anunció en un comunicado la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés). “Al menos 9.000 mujeres han muerto, y muchas más están bajo los escombros. De media, 63 mujeres son asesinadas en Gaza cada día, de las cuales 37 son madres”.

A estas cifras hay que sumar la tremenda hambruna que azota el enclave desde el inicio de la guerra de Israel en Gaza, y que está causando problemas severos de desnutrición, hasta el punto de que la inmensa mayoría de los palestinos que viven en Gaza han perdido entre 5 y 10 kilos de peso, y en algunas zonas están recurriendo a comer pienso para animales. Se calcula que unas 60.000 mujeres embarazadas en Gaza sufren de problemas de malnutrición y deshidratación. La situación es tan grave que incluso EE.UU. -principal aliado de Israel- ha denunciado la situación y ha comenzado a lanzar raciones de alimentos desde el aire, mientras planea más envíos de ayuda por mar.

Las mujeres están dando a luz sin la asistencia médica más básica. Carecen de productos de higiene para la menstruación y de privacidad, y están viviendo en condiciones excepcionalmente antihigiénicas” denunció la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, que aseguró además que el 95% de las mujeres embarazadas o lactantes en Gaza afrontan una carencia de alimentos severa, y que casi 9 de cada 10 mujeres “tienen más problemas que los hombres para conseguir comida”.