Erdoğan, bombardeos en Gaza

Erdoğan pide frenar la guerra de Israel en Gaza antes de que se extienda a Oriente Medio

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan asistió durante el segundo día de su visita a Qatar a la 44ª cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), que reunió a destacados países musulmanes de la región y donde Erdoğan urgió a unir esfuerzos para frenar la guerra de Israel en Gaza, advirtiendo del riesgo de que el conflicto se extienda por la región de Oriente Medio, al tiempo que acusó al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu de «poner en peligro la seguridad y el futuro de toda nuestra región para prolongar su vida política«.

«Los crímenes de guerra de Israel, los crímenes contra la humanidad en Gaza, no deben quedar impunes», dijo Erdoğan durante la cumbre en Doha. «Nuestra prioridad es una declaración inmediata de alto al fuego duradera, y que continúe el flujo de ayuda humanitaria», insistió el mandatario turco, quien subrayó que existe un riesgo real de que el conflicto en Gaza se convierta en una guerra regional que implique países como Líbano o Siria.

«Es un crimen de guerra que más de 17,000 palestinos, en su mayoría niños y mujeres, hayan sido asesinados», dijo Erdoğan, quien destacó la ayuda humanitaria enviada por Turquía a Gaza, que hasta la fecha ha implicado el envío de 12 aviones y dos buques cargados de ayuda humanitaria a Egipto, donde Gaza tiene su único cruce terrestre a través del paso fronterizo de Rafah. Turquía también ha evacuado por aire a niños palestinos heridos y pacientes con cáncer de Gaza para que pudieran recibir tratamiento en hospitales turcos.

Erdoğan lamentó el fin de la tregua -que Turquía esperaba convertir en un alto al fuego permanente- y volvió a denunciar los crímenes de Israel en Gaza, al tiempo que reiteró la necesidad de impulsar la solución de los dos Estados para poner fin al conflicto-israelí y a las tensiones en Oriente Medio: «Los acontecimientos recientes nos han mostrado la importancia de establecer un Estado palestino soberano e independiente, con Jerusalén Este como su capital. Turquía está lista para asumir su responsabilidad en este tema, junto con otros países de la región, a través del modelo de garantía que hemos propuesto«.