Un muerto y 14 heridos en una colisión de trenes

Dos trenes de pasajeros que viajaban entre Estambul y la ciudad noroccidental de Eskişehir colisionaron a primera hora de este domingo cerca de la localidad de Bilecik causando un muerto.

Dos trenes de pasajeros que viajaban entre Estambul y la ciudad noroccidental de Eskişehir colisionaron a primera hora de este domingo cerca de la localidad de Bilecik causando un muerto y 14 heridos, sin que por ahora estén claras las causas del accidente.
 
El suceso se produjo a las 10:05 hora local (9:05 hora peninsular española) en las proximidades de la ciudad de Bilecik, a unos 75 km al noroeste de Eskişehir. Al parecer uno de los trenes ignoró una señal de stop y colisionó frontalmente contra otro que se encontraba detenido en la misma vía realizando un cambio de vagones, causando la muerte a Hikmet Koşay, de 46 años y maquinista del tren que estaba parado. Otros dos empleados de ferrocarril fueron hospitalizados junto con 12 pasajeros, al parecer sin heridas de gravedad, según informaron las autoridades locales.
 
«Según la información que he recibido, hubo un corte de electricidad debido a las obras de construcción del tren de alta velocidad en la zona. Sin embargo, la causa del choque aún no es segura», dijo el gobernador Musa Çolak, quien en un primer momento sí había atribuido el impacto a un fallo en las señales de reconocimiento.
 
Según la compañía estatal de ferrocarriles turcos TCDD, no hubo sin embargo ningún fallo en la señalización en el momento del accidente, y asegura que el Expreso de Eskişehir se saltó la luz roja que le obligaba a detenerse. Tras el accidente, sobre el que hay puesta ya en marcha una investigación, el tráfico ferroviario fue restablecido en la zona aunque sólo en una de las vías y los pasajeros fueron transferidos a otros trenes.
 
Se da la circunstancia de que el maquinista fallecido, que llevaba 29 años trabajando y se había casado hace cinco años, hubiera podido jubilarse hace tiempo pero en lugar de eso decidió seguir trabajando en los ferrocarriles. Deja mujer y una niña pequeña de sólo ocho meses de edad.