Un joven ‘’neutraliza’’ un posible paquete bomba ante la tardanza de la policía

Un joven entre valiente y temerario no quiso esperar a la llegada de los artificieros y decidió llevarse él mismo un paquete sospechoso depositado en un puente peatonal de Estambul.

Un hombre impaciente por la tardanza de un equipo de artificieros de la policía después de que varios ciudadanos notificaran la presencia de un paquete sospechoso en un barrio de Estambul, se armó de valor y decidió coger el mismo la posible bomba para sorpresa de quienes presenciaron la escena.

El incidente se iniciaba en la mañana del lunes en el distrito europeo de Şişli, cuando dos hombres enmascarados supuestamente vinculados a grupos radicales de izquierda dejaban en un paso elevado para peatones una gran pancarta roja junto con un paquete colgando de ella.

Ante la posibilidad de que se tratara de un paquete bomba –como ha ocurrido en acciones similares en casos anteriores- varias personas que observaron el objeto sospechoso llamaron a la policía y dejaron de usar el puente peatonal. Para sorpresa sin embargo de muchos de ellos, un joven al parecer impaciente que no quiso esperar a que llegaran los artificieros para desactivar el posible paquete bomba, decidió por su cuenta subir al paso elevado, donde retiró la pancarta y el paquete con sus propias manos y lo bajó hasta la calle.

Una vez en el suelo, cortó las cuerdas que lo unían a la pancarta y lo arrojó a la calle, en medio de la estupefacción de quienes observaban la escena si bien algunos incluso llegaron a aplaudir su temeraria acción. La policía llegó poco después, y un equipo de expertos artificieros detonó el paquete sospechoso, que resulto no contener explosivos.

“A la policía le llevaba 10 minutos llegar, así que retiré yo mismo el paquete para evitar, Dios no lo quiera, posibles víctimas”, explicó posteriormente a los medios el autor de la curiosa “intervención”, Musa İnanç. “He esquivado a la muerte varias veces, no la temo. Si uno teme la muerte, no debería vivir” añadió el joven, asegurando que en la próxima ocasión no dudaría en desactivar él mismo la bomba.