Un grupo escindido del PKK podría estar detrás de los atentados en Hakkari

El gobierno turco cree que un grupo escindido de la organización terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) podría estar detrás del atentado que costó el jueves la vida a 9 personas.

El gobierno turco cree que un grupo escindido de la organización terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) podría estar detrás del atentado que costó el jueves la vida a nueve personas que viajaban en un minibus en la provincia fronteriza de Hakkari.

El suceso se produjo en la mañana del jueves en una carretera que conecta las localidades de Geçitli y Durankaya, en la montañosa provincia fronteriza de Hakkari, cuando un minibús de pasajeros que transportaba al menos 13 personas fue alcanzado de lleno por la explosión de una mina terrestre colocada en la carretera. Varias mochilas y detonadores fueron encontrados además en el lugar de la explosión.

Según reveló el sábado la agencia de noticias turca Anatolia, las autoridades turcas creen ahora que el objetivo de este grupo disidente dentro de la organización terrorista kurda, que se denominaría a sí mismo como el «PKK Oculto», sería dejar sin efecto el alto el fuego unilateral declarado por la rama «oficial» del PKK en agosto, y que teóriamente vence este lunes 20 de septiembre.

Al parecer este grupo dentro del PKK estaría liderado por Bedirhan Abo, considerado un hombre de la línea dura y firme partidario de continuar con la violencia del grupo armado, incluído en la lista de organizaciones terroristas internacionales tanto por Turquía como por la Unión Europea y Estados Unidos.

Con sus acciones, el «PKK Oculto» estaría buscando sabotear la iniciativa democratizadora del gobierno turco que busca dar más derechos a la minoría kurda de Turquía, así como la posibilidad de una salida dialogada al conflicto kurdo, especialmente tras la rotunda victoria del «Sí» a las reformas constitucionales en el referéndum que tuvo lugar el pasado domingo 12 de septiembre.