Turquía y la petrolera Shell firman el acuerdo para la exploración del Mediterráneo

El acuerdo, cuya firma había sido anunciada la semana pasada, permitirá la búsqueda y explotación de reservas de hidrocarburos en el Mediterráneo oriental y el sureste de Turquía.

La multinacional del petróleo Shell firmó el miércoles definitivamente un acuerdo con la compañía estatal petrolífera de Turquía (TPAO) para explorar conjuntamente la cuenca oriental del Mediterráneo y la región sureste de Turquía en busca de reservas de gas y petróleo.

El ministro turco de Energía y Recursos Naturales, Taner Yıldız, se mostró confiado en que tras la firma del acuerdo se harán importantes descubrimientos beneficiosos para ambas partes, y negó que existiese relación entre este anuncio y la disputa que mantiene Turquía con el gobierno grecochipriota acerca de las exploraciones de hidrocarburos cerca de las costas de Chipre, que Ankara considera que no están bajo jurisdicción del sur de la isla.

Yıldız ya había anunciado hace una semana que el gobierno turco y Shell firmarían antes de concluir el mes de noviembre un acuerdo para realizar exploraciones en busca de hidrocarburos en el Mediterráneo oriental. Turquía de este modo autoriza a la multinacional petrolífera a realizar perforaciones frente a las costas mediterráneas de Antalya, en el Golfo de Mersin, donde se estima que puede haber grandes reservas de gas y petróleo a una profundidad estimada de entre 5 y 6 kilómetros.

El trato incluye la financiación por parte de Shell de los trabajos de perforación (con un coste estimado en unos 220 millones de euros) así como la construcción de una gran plataforma petrolífera en el mar, mientras que los beneficios resultantes se repartirían entre la compañía anglo-holandesa y el gobierno turco.