Turquía se lo pone difícil al Dream Team en el Mundial de Baloncesto

Los turcos supieron plantarle cara a Estados Unidos durante gran parte del partido disputado el domingo en el Bizkaia Arena de Bilbao, y sólo en el último cuarto los norteamericanos dejaron clara su superioridad.

Estados Unidos sufrió en el partido de baloncesto disputado el domingo en el Bizkaia Arena de Bilbao y sólo logró despegarse de Turquía en los minutos finales, aunque la selección euroasiática acabó acusando el esfuerzo y terminó perdiendo por una diferencia de 21 puntos que posiblemente no hizo justicia a lo que se vio en la cancha durante la mayor parte del encuentro.

El choque entre las dos selecciones –que ya se vieron las caras en la última final del campeonato del mundo- del Grupo C de la Copa del Mundo de Baloncesto que se disputa en España, se presentaba a priori claramente desfavorable para Turquía; los turcos venían de sufrir para ganar a la débil Nueva Zelanda, mientras que Estados Unidos se había merendado y cocinado a la parrilla a Finlandia, a la que había derrotado el sábado por nada menos que 59 puntos de diferencia.

Con este panorama, las perspectivas para una selección turca sin muchas de sus grandes estrellas no eran nada halagüeñas para los pupilos de Ergin Ataman. Sin embargo, y aun con la derrota final, Turquía acabaría demostrando el domingo que EE.UU. no es invencible y se le puede plantar cara. Los turcos plantearon muy bien su juego desde el principio, y no dejaron que los norteamericanos impusieran ni su juego ni su físico gracias entre otros factores a una gran defensa en zona.

El primer cuarto acabó con empate a 16 puntos, prueba evidente de que los turcos se mantenían firmes, con un pabellón lleno de aficionados y banderas de Turquía y un público que por momentos acabó rindiéndose al buen juego desplegado ante los estadounidenses. Durante el segundo cuarto el buen ritmo se mantendría y el conjunto turco puso francamente nervioso a Mike Krzyzewski, que desesperado acabó pidiendo tiempo muerto y vio cómo se llegaba al descanso con un peligroso 40-35 a favor de Turquía.

Quizás conscientes de que estaban perdiendo el control del partido, el Dream Team salió a la cancha en la segunda mitad a darlo todo y desplegando todo su poderío físico. Turquía aún aguantó valientemente por delante en el marcador durante los primeros minutos del tercer cuarto, gracias a la misma serie de triples que la habían llevado a adelantarse en el marcador en el segundo cuarto, y en los finales –tras irse por delante EE.UU.- empataban a 59 a sólo tres minutos del final, obligando a Krzyzewski a solicitar nuevamente tiempo muerto. Pero con 31 puntos anotados por Estados Unidos en el tercer cuarto, la selección turca acusó el gran esfuerzo físico para mantener el tipo y terminaría el tercer tiempo perdiendo por seis puntos: 60 – 66.

En el último cuarto los turcos acabarían perdiendo el control del juego pese a varios cambios de Ataman, y con su defensa ya a medio gas Estados Unidos tuvo vía libre para irse en el marcador, asestándole a la selección turca su primera derrota en este Mundial. 77 – 98 terminó un partido que por lo demás transcurrió y terminó de manera cordial entre ambos equipos y con aplausos del público turco a sus jugadores, y en el que el alero del Galatasaray Cenk Akyol fue el máximo anotador de su equipo, con 12 puntos y 4 rebotes.

Así quedaron los resultados de la jornada:

Grupo A

España 91 – Egipto 54

Brasil 79 – Irán 50

Serbia 73 – Francia 74

 

Grupo B

Filipinas 70 – Grecia 82

Senegal 82 – Puerto Rico 75

Argentina 85 – Croacia 90

 

Grupo C

Turquía 77 – Estados Unidos 98

Finlandia 81 – Ucrania 76

República Dominicana 76 – Nueva Zelanda 63

 

Grupo D

Lituania 75 – Angola 62

Eslovenia 89 México 68

Corea 55 – Australia 89