Turquía recibe a los rebeldes libios y pide a Gadafi que se vaya

El líder del Consejo Nacional de Transición de Libia (CNT), Mustafa Abdul Jaleel, fue recibido el lunes por las principales autoridades de Turquía, que reconocieron su legitimidad.

El líder del Consejo Nacional de Transición de Libia (CNT), Mustafa Abdul Jaleel, fue recibido el lunes por las principales autoridades de Turquía, que reconocieron su legitimidad como representantes del pueblo libio y volvieron a pedir a Gadafi que abandone el poder del país norteafricano.

El ministro de exteriores turco Ahmet Davutoğlu se reunió el lunes con Abdul Jaleel, y en nombre de Turquía pidió a Gadafi que se fuera para permitir una transición pacífica del poder en Libia. «Durante este proceso de transición, debería establecerse un alto al fuego y Gadafi debería abandonar el poder», dijo el canciller turco durante una conferencia de prensa conjunta con el líder opositor libio.

A juicio de Davutoğlu, el CNT es «un representante legal y creíble del pueblo libio». No obstante fuentes diplomáticas turcas indicaron posteriormente que esto no significaba que Ankara -que a principios de mayo propuso una hoja de ruta para lograr un alto al fuego y una transición política pacífica en Libia- reconociese al CNT como único representante del pueblo libio.

Por su parte Jaleel declaró que el plan propuesto por Turquía reflejaba las demandas del pueblo libio, incluída la salida del poder de Gadafi y su familia, al tiempo que subrayó que la participación de Turquía en las operaciones de la OTAN -de la que Turquía forma parte- en Libia refutaba el argumento del dictador libio de que la acción militar en el país norteafricano era una cruzada occidental.

«El principal objetivo de esta operación es proteger a los civiles. Esto no es una cruzada», declaró a los periodistas el líder del CNT. «Nuestro objetivo es lograr una solución política para que se detenga la sangría, pero eso depende de la condición de que Gadafi y su familia se vayan», agregó.

Jaleel también mantuvo encuentros con el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan y con el presidente de la República Abdullah Gül, quien le expresó al líder opositor libio que «no queda sitio para el anterior régimen» en Libia, en clara referencia a Gadafi.

La visita del jefe del CNT de Libia parece haber afianzado el reconocimiento por parte de Ankara de la oposición rebelde libia como un interlocutor válido y legítimo. Esta visita se produjo además coincidiendo con la apertura por parte de la Unión Europea de una oficina de representación en Bengasi, principal bastión de los rebeldes, donde Turquía ya mantiene desde el inicio del conflicto una representación permanente a través de su consulado en la ciudad.