Turquía prepara la reforma de su servicio militar

El ejército turco está elaborando un nuevo borrador sobre la reforma del servicio militar que se aleja de la polémica del «servicio unificado» para crear otro más igualitario pero reducido en casi un tercio.

El ejército turco está elaborando un nuevo borrador sobre la reforma del servicio militar que se aleja de la polémica del «servicio unificado» para crear otro más igualitario pero reducido en casi un tercio, según publicó ayer martes la prensa turca.

Según la noticia aparecida ayer en el diario turco «Milliyet», la nueva propuesta del Estado Mayor Turco se aleja del anterior proyecto de reclutamiento unificado que sentó cierta polémica en el país, y que imponía la extensión del servicio militar obligatorio (que actualmente es de hasta 15 meses) con una misma duración para todos los ciudadanos, al margen de sus méritos o circunstancias personales.

El nuevo borrador sin embargo se aleja por contra de esa polémica propuesta, y fija sin embargo períodos de servicio militar más igualados para todos, disminuyendo los servicios más prolongados y alargando los más reducidos hasta aproximar bastante su duración, de forma que «aquellos que se encuentren bajo las mismas circunstancias sirvan en el ejército el mismo tiempo», según explicó el rotativo turco.

El actual sistema de servicio militar obligatorio en Turquía estipula que los reclutas sin un título universitario deben servir en el ejército durante 15 meses, mientras que aquellos que posean una licenciatura universitaria sirven entre 6 y 12 meses como oficiales de reserva.

La nueva propuesta sin embargo prolonga el período de servicio militar para los ciudadanos con titulación universitaria y acorta el establecido para los que no lo tienen hasta casi igualarlos. Así, según explicaba «Milliyet» los nuevos períodos de servicio militar oscilarían entre los 8 meses como mínimo y 12 como máximo, frente al sistema vigente donde la diferencia entre períodos era de casi el triple.

Una vez aprobada la nueva normativa, será de aplicación inmediata tanto a los nuevos reclutas como a los que ya están en servicio, según indicaron las mismas fuentes. Los soldados que ya tuvieran asignado un servicio militar de 15 meses de duración lo verán acortado según sus circunstancias hasta servir un máximo de un año, si bien aquellos reclutas ya en servicio que tuvieran estipulado un período de seis meses no tendrán que continuar más allá de ese tiempo hasta el mínimo de ocho meses que marcaría la reforma.

Una de las cuestiones que se aparca por el momento con esta propuesta es el tema del llamado «servicio militar pagado», por el que una persona podía servir en el ejército sólo durante un mes a cambio de pagar una suma de dinero. La medida, empleada a raíz del gran terremoto del Mármara de 1999 para recaudar fondos para las víctimas, y utilizada sobre todo por aquellos que habían superado la edad militar, no está por ahora en la agenda, según relató el diario «Milliyet».