Patadas, puñetazos y lanzamiento de objetos entre diputados turcos

Una reunión de la comisión parlamentaria de justicia en la que se discutía una propuesta legislativa del gobierno degeneró en una tensa discusión y una pelea entre representantes del AKP y la oposición.

Diputados del parlamento turco del partido gobernante AKP y de la oposición intercambiaron puñetazos, patadas y lanzamiento de diversos objetos durante un debate celebrado el sábado en la comisión parlamentaria de justicia, en la que se acusó al gobierno de intentar controlar a los jueces y fiscales del país a raíz del escándalo desatado tras la investigación por corrupción iniciada el pasado 17 de diciembre.

La disputa se inició cuando Ömer Faruk Eminağaoğlu, representante de la Asociación de Jueces y Fiscales (YARSAV), se presentó en la comisión acusando a la propuesta del partido gobernante AKP de someter al órgano supremo de control de la judicatura -el Consejo Supremo de Jueces y Fiscales (HSYK)- bajo control del ministerio de justicia de ser anticonstitucional.

Según varios testigos presentes los representantes del AKP no permitieron a Eminağaoğlu hablar por no contar con la autorización debida, lo que comenzó a desatar las tensiones entre los miembros del AKP y de la oposición que culminaron en un airada discusión, que degeneró en intercambios de acusaciones, insultos y hasta golpes.

El momento más tenso se produjo cuando el diputado del AKP Zeyid Aslan se subió a una mesa y lanzó una patada al aire contra Eminağaoğlu, mientras otros de los presentes comenzaban a forcejear y lanzarse puñetazos, a la vez que volaban por los aires carpetas, botellas de agua e incluso iPads.

«Si soy golpeado aquí como un representante de la judicatura, todos los fiscales y jueces serán pisoteados cuando esta ley se apruebe», denunciaba Eminağaoğlu en declaraciones a la prensa tras el incidente.

Erdoğan denuncia la presencia de «provocadores» en la comisión

A preguntas de los periodistas el domingo sobre este suceso, el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan reaccionaba criticando la presencia de personas ajenas a la comisión parlamentaria en una reunión de la misma, en referencia al portavoz de la asociación profesional YARSAV.

«No es correcto que personas vengan de fuera al trabajo de la comisión parlamentaria para hacer un discurso sin tener ninguna competencia. En primer lugar, usted no tiene la autorización para hablar allí. Además, ¿Quién se cree que es usted? Sepa cuál es su lugar», dijo Erdoğan el domingo en referencia clara a Eminağaoğlu.

«Estos no son diputados, sino que son militantes. Lo que están haciendo es obstruir la atmósfera sincera (del parlamento) y provocar. Desgraciadamente están contaminando esa atmósfera», dijo el primer ministro y líder del AKP, acusando a los diputados de la oposición por haber lanzado carpetas y botellas durante la discusión.

«Fueron los diputados de la oposición quienes lanzaron esa carpeta, afortunadamente no alcanzó a nadie. Arrojaron también una botella de plástico contra mi vice presidente (del grupo parlamentario)», denunció Erdoğan, sin hacer referencia al comportamiento del diputado del AKP Zeyid Aslan.