Las exportaciones turcas de aceite de oliva cayeron un 33%

Las asociaciones del sector advierten que el elevado precio del aceite de oliva turco en comparación con el que se comercializa en Europa está beneficiando a sus principales competidores: España e Italia.

Las exportaciones de aceite de oliva de Turquía se redujeron un 33% en el último año a causa de la pérdida de competitividad con respecto a los mercados europeos, que ofrecen precios más baratos, según alertan asociaciones del sector.

De acuerdo a las cifras proporcionadas por representantes del gremio, Turquía obtuvo unos ingresos de 61 millones de euros procedentes de exportaciones del llamado «oro líquido» entre el 1 de noviembre de 2014 y el 31 de octubre de 2015, frente a los 93 millones de euros que recibió en el período anterior. Así mismo entre noviembre de 2014 y octubre de 2015 el país euroasiático exportó 14,856 toneladas de aceite, frente a las 26.343 del ciclo 2013-2014.

En declaraciones realizadas a la agencia de noticias Anatolia por el presidente de la Asociación de Exportadores de Oliva y Aceite de Oliva del EgeoEge Zeytin ve Zeytinyağı İhracatçıları Birliği (EZZİB), en turco- Emre Uygun, éste confirmó que el año agrícola 2014-2015 no había sido bueno para los exportadores de aceite de oliva principalmente porque “los precios del aceite en Turquía son más caros que en Europa”.

En enero de 2015 la EZZİB ya advirtió que las exportaciones habían caído desde noviembre de 2014 más del 50%, en gran parte porque productores y distribuidores estaban acumulando stock a la espera de una subida de los precios en Europa, a causa de las malas cosechas en España e Italia (principales competidores de Turquía), para vender su producto. Por entonces el precio del aceite de oliva turco era de 3,62 €, un euro más caro que otros mercados europeos, a pesar de que Turquía logró incrementar su producción un 12% en el último año mientras que Francia, España e Italia veían sus cosechas mermadas por sequías y enfermedades.

“El nuevo año agrícola que se inició el 1 de noviembre producirá suficiente aceite para el consumo doméstico, lo cual significa que las exportaciones seguirán cayendo aún más en los próximos meses”, advirtió Uydun.