La economía turca creció un 4,3% durante el primer trimestre

El crecimiento del PIB superó las expectativas de los mercados y augura buenas perspectivas de cara a 2014, pese a los altos tipos de interés que mantiene el Banco Central de Turquía.

El Producto Interior Bruto (PIB) de Turquía creció un 4,3% durante los tres primeros meses de 2014 en comparación con el año anterior, según datos revelados el martes por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK) que vuelven a marcar la buena evolución de la economía turca, superando las previsiones de los mercados o del propio gobierno.

El auge del PIB durante el primer trimestre del año, que fue además del 1,7% en relación al último trimestre de 2013, se debió principalmente al fuerte incremento de las exportaciones -hasta un 11% en relación al año anterior- apoyadas en una lira turca devaluada respecto al dólar, además de un aumento de las inversiones públicas y un consumo interno que se mantiene sólido.

Los analistas habían predicho que la economía turca crecería en torno al 4% durante los tres primeros meses de 2014, habida cuenta de que los altos tipos de interés que mantiene el Banco Central de Turquía (TMB) han estado frenando el crecimiento, entre otros factores. Con estos datos el PIB de Turquía se incrementó entre enero y marzo de este año en 29.200 millones de liras, unos 10.300 millones de euros.

La producción industrial creció también en abril

Por otro lado el Instituto Estadístico de Turquía revelaba el lunes un nuevo dato positivo para la economía turca, al hacer público que la producción industrial del país euroasiático había crecido un 4,6% en el pasado mes de abril con respecto al mismo período de 2013, superando también claramente las expectativas de los mercados, que habían augurado un aumento no mayor del 3,5%.

El crecimiento de la producción industrial, que fue del 1% con respecto al mes precedente de marzo, estuvo impulsado por el aumento en sectores como la minería (9,3%), los bienes (5,8%) y la manufacturación (4,2%).