La policía frustra un atentado del PKK en la estación de autobuses de Estambul

La policía turca frustró un atentado con bomba del grupo terrorista PKK en la principal estación de autobuses de Estambul, tras confiscar 6 paquetes de explosivos activados a distancia y por temporizador con un peso total de 5 kg. El ataque fue frustrado cuando dos sospechosos escaparon de la policía durante un control por la pandemia; capturados poco después, se descubrió que uno de ellos había dejado abandonada bajo un vehículo una bolsa que contenía los explosivos. Un tercer presunto miembro del PKK fue detenido posteriormente.