La mayoría de los turcos quiere una nueva constitución, según un estudio

Un estudio publicado recientemente revela que una gran mayoría de los turcos quiere una nueva constitución para Turquía y apoya las propuestas de reforma constitucional presentadas por el AKP.

Un estudio publicado recientemente revela que una gran mayoría de los turcos quiere una nueva constitución para Turquía y apoya las propuestas de reforma constitucional presentadas por el AKP, a la vez que se oponen a la intervención del ejército en la política y la ilegalización de partidos políticos.
 
El estudio, titulado Investigación sobre la Agenda Política, fue realizado por la empresa Pollmark sobre un amplio espectro de más de 5.000 personas, y ofrece datos como que el 58% de los encuestados creen que Turquía necesita una nueva constitución civil, mientras que sólo un 20% respondieron diciendo que Turquía no necesitaba una nueva carta magna.
 
Respecto a la posibilidad de que el gobierno del AKP lleve a referéndum las reformas propuestas si no consigue el respaldo de la oposición en el parlamento (algo bastante probable a día de hoy), un 41´5% de los encuestados dijo que votaría «sí» al paquete de reformas constitucionales si fuese sometido a referéndum, un 28´2% dijo que decidiría su voto en función del contenido de las reformas -que fueron hechas públicas el lunes por el gobierno- y sólo un 13´8% respondió que votaría «no» si se somete la cuestión de la reforma de la Constitución a referéndum. Otro 16´8% de los entrevistados no supo que responder a la cuestión.
Otro dato que llama la atención del estudio es el referente a la confianza que despiertan ciertas instituciones tradicionalmente muy valoradas por los turcos. Así por ejemplo la confianza en las fuerzas armadas cae considerablemente con respecto a otras encuestas, quizás a raíz de los escándalos destapados por la prensa sobre posibles conspiraciones del ejército para derrocar al gobierno; en su lugar la institución más valorada por la mayoría de los ciudadanos turcos pasa a ser la policía, considerada la mejor institución por el 64´3% de los encuestados, mientras que las Fuerzas Armadas Turcas (TSK) se quedan en segundo puesto y la presidencia de la República en tercer lugar.
En cuanto a valoración de líderes políticos, la encuesta sitúa con diferencia al primer ministro Erdoğan como el líder político más valorado para el 30´6% de los encuestados, seguido muy de lejos por el presidente del nacionalista MHP, Devlet Bahçeli, que lo fue para el 5´1% de los encuestados. Kemal Kılıçdaroğlu, vice presidente del CHP en el parlamento turco, Osman Baydemir, alcalde de la ciudad suroriental de Diyarbakır, y el ex presidente del partido nacionalista kurdo DTP fueron otros de los líderes más valorados por los entrevistados. Llama la atención también que un 38% de las personas que participaron en el estudio dijo que no admiraba a ningún líder político.
Por último los participantes en el estudio fueron preguntados acerca de los recientes escándalos en torno a supuestos planes para derrocar al gobierno, y también a las acusaciones vertidas por la oposición parlamentaria acerca de que el AKP esté aprovechando su mayoría para acabar con las instituciones de Turquía y el estado laico. Menos del 26% de los encuestados dijeron creer esta afirmación, mientras que un 70% respondió que se opondría a un golpe de estado del ejército contra el AKP. Otro 63% de los entrevistados dijo que no respaldaría un nuevo intento de ilegalizar el partido del primer ministro Erdoğan.