terremoto en Estambul

Estambul no está preparado para un gran terremoto, advierten expertos y ciudadanos

Mientras muchos ciudadanos se preparan para votar en las elecciones locales que Turquía celebra este domingo, hay un tema que constituye la gran preocupación de una inmensa mayoría de sus habitantes y que muchos políticos no han abordado debidamente en esta campaña electoral: la certeza de que un gran terremoto (un “Big One”, con intensidad superior a 7 grados) azotará Estambul en un futuro cercano -los expertos apuntan a que será probablemente antes de mediados de este siglo– y el hecho de que la metrópolis turca, con 16 millones de habitantes, no está preparada para afrontar un seísmo de esa magnitud.

Un reciente macro estudio llevado a cabo entre los habitantes de Estambul de cara a las elecciones del 31 de marzo, en el que se entrevistó a nada menos que 408.079 residentes de la ciudad de todo tipo de edad, género y origen, confirma que el 83,7% de los habitantes de Estambul considera que las autoridades no están preparadas para un gran terremoto en la ciudad, pese a que la mayoría de ellos afirma vivir con miedo a un terremoto de gran magnitud que sacuda la ciudad en cualquier momento. Y ante esta situación muchos estambulitas optan como única solución por tomar ellos mismos las medidas y preparativos necesarios, en función de sus posibilidades. 

Al ser preguntados acerca de si están llevando algún tipo de preparativo ante la inminencia de un gran terremoto en Estambul, el 38,6% de los estambulitas encuestados dijeron haber participado en simulacros de terremoto, mientras que un 27,2% dijo tener listas mochilas de emergencia, y un 45,1% aseguró haberse informado sobre las zonas seguras a las que acudir en caso de que se produzca un seísmo.

Aun así, la encuesta -realizada entre el 10 y el 25 de marzo- revela que la gran mayoría de los ciudadanos de Estambul considera que las autoridades no han preparado a la ciudad ante la inminencia de un gran terremoto, pese a que en la campaña electoral muchos candidatos hablan de grandes proyectos de transformación urbana a años vista -siempre rodeados de la sombra de la especulación urbanística- que, sin embargo, olvidan los preparativos más inmediatos para quienes viven en viviendas a menudo con dudosa resistencia frente a un seísmo. 

“Cada 500 años hay un terremoto de gran intensidad, y aún no se ha producido”

Se estima que el 70% de los edificios de Estambul no están preparados para soportar un gran terremoto, y de ellos, se calcula que hay más de 90.000 edificios que debería ser demolidos de inmediato por el riesgo grave de derrumbe en caso de seísmo. En declaraciones a la cadena A Haber, el profesor Hüseyin Öztürk, experto geólogo, advirtió que la mayor densidad de población en Estambul se acumula en las zonas costeras, sobre todo en el lado europeo de Estambul, que “es la zona más próxima a la falla” que generará el Big One

Cada 500 años hay un terremoto de mucha intensidad en esta región, y no se ha producido, así que lo habrá”, dijo Öztürk, quien señaló que la mayor zona de riesgo en caso de un gran terremoto en Estambul es la franja de terreno situada entre Zeytinburnu y Büyükçekmece, donde viven 5 millones de personas en viviendas construidas “sobre un terreno en muy malas condiciones” que se disuelve con el agua. “Mientras tú duermes encima, bajo ti el terreno se está vaciando”, apuntó el profesor, añadiendo que en caso de tsunami “aquí el daño será mayor”. Por contra, zonas costeras en Asia como Üsküdar o las Islas de los Príncipes “están construidas sobre terreno sólido, porque es roca dura”, aseguró, por lo que el riesgo aquí será menor pese a su proximidad a la falla.