\’\’EL OBJETIVO DE TURQUÍA EN EL NORTE DE IRAK SON SÓLO LOS TERRORISTAS\’\’, DICE EL PRESIDENTE GÜL

Turquía ha estado combatiendo contra el PKK y atacando sólo a los terroristas sin dañar a civiles, dijo el Presidente de Turquía Abdullah Gül el domingo durante una conferencia de prensa conjunta con el Presidente macedonio Branko Crvenkovski en Skopje, Macedonia.

\»El objetivo de Turquía son sólo los terroristas, y estamos alcanzando nuestro objetivo sin dañar a ningún civil. Todo el mundo ve que estamos teniendo éxito en estas operaciones. Nuestra determinación (en la lucha contra el terrorismo) continúa\», dijo Gül en respuesta a una pregunta sobre la operación aérea llevada a cabo por las Fuerzas Aéreas Turcas recientemente en la región de Monte Qandil, en el norte de Irak.

Turquía llevó a cabo una operación aérea con el respaldo de los EE.UU. en la región de Monte Qandil, al norte de Irak, entre el 1 y el 2 de mayo. Según estimaciones iniciales de las fuerzas armadas turcas publicadas en su página web, más de 150 terroristas fueron neutralizados durante la operación contra las bases del PKK en la zona. El comunicado añadía que varios dirigentes de alto rango del PKK podrían haber muerto en los bombardeos.

\»La operación causó un gran pánico entre los miembros del PKK\», decía el comunicado del ejército turco, que además dió a conocer un video de las operaciones e informó de que un total de 43 objetivos del PKK habían sido bombardeados.

Capturados cuatro terroristas del PKK en el sureste de Turquía

Por otro lado, cuatro miembros del PKK fueron capturados en la ciudad de Semdinli, en la provincia de Hakkari, durante las operaciones llevadas a cabo por el ejército turco en la zona fronteriza con Irak, según informó la agencia de noticias privada turca Doğan. Tras ser capturados por las fuerzas de seguridad turcas, los cuatro miembros de la organización terrorista fueron conducidos a dependencias militares para ser interrogados.

Mientras tanto, fuerzas de seguridad turcas incautaron en la ciudad de Uludere, en la provincia fronteriza de Sirnak, un total de nueve lanza-cohetes RPG-7, 90 cartuchos de munición y varios equipos médicos y de supervivencia supuestamente pertenecientes al PKK, durante una operación de rastreo en la zona.