El ministro de exteriores turco se reúne con la oposición siria

Ahmet Davutoğlu mantuvo el lunes por primera vez una reunión con una delegación de representantes del Consejo Nacional Sirio, en lo que podría ser un primer paso hacia su reconocimiento oficial.

Fuentes diplomáticas confirmaron que el ministro Ahmet Davutoğlu mantuvo el lunes por la tarde en Ankara un encuentro con miembros del recién formado Consejo Nacional de Siria (CNS). Este hecho sienta todo un precedente, ya que se trata de la primera vez que se tiene noticia de que un representante del gobierno turco se reúne con la oposición siria. Hasta ahora Turquía había mantenido una postura neutral hacia el Consejo, permitiendo que se reuniera en su territorio pero sin apoyarlo explícitamente.

La información, que fue filtrada a los medios por un funcionario de alto nivel del ministerio de exteriores turco bajo condición de anonimato, añadía que durante el encuentro Davutoğlu pidió a la oposición siria que actuaran usando métodos pacíficos para favorecer una transición democrática en Siria. Así mismo se señalaba que la reunión se celebró tras una conversación telefónica entre el canciller turco y el Secretario General de la Liga Árabe, Nabil al-Araby.

Por los miembros del CNS informaron a Davutoğlu de que habían recibido una invitación de la Liga Árabe y que probablemente habrá un próximo encuentro entre sus representantes próximamente, aunque se desconoce por el momento el lugar y la fecha.

A principios de octubre el régimen de Damasco había advertido que tomaría represalias contra cualquier país que otorgase un reconocimiento oficial al recién creado Consejo Nacional Sirio, una entidad que agrupa a los principales opositores al gobierno del presidente Bashar al-Assad. El CNS se instituyó formalmente el pasado 2 de octubre en Estambul y contó con el visto bueno de varios países occidentales como Estados Unidos o Francia; sin embargo y a diferencia de lo ocurrido en Libia, por ahora no ha sido reconocido oficialmente ni por Occidente ni por ningún otro país.

Hasta ahora Turquía había permitido las reuniones del Consejo en varias ciudades turcas, y también está acogiendo a refugiados e incluso a desertores del ejército huidos de la violencia en Siria.