El gobierno kurdo de Irak y Turquía acuerdan intensificar su colaboración contra el PKK

Un representante de la administración autónoma kurda del norte de Irak viajó a Ankara para ofrecer sus condolencias a Turquía por los últimos atentados e intensificar la lucha contra el terrorismo.

Nechirvan Barzani, miembro del Partido Democrático del Kurdistán (KDP) (la formación del presidente de la administración autónoma kurda del norte de Irak, Massoud Barzani), se reunió el jueves en Ankara con el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan, un encuentro del que salió el compromiso por parte de las autoridades del gobierno kurdo de Irak de aumentar la cooperación con Turquía en materia de terrorismo para expulsar al PKK de su territorio.

«Estos ataques no son sólo contra Turquía, sino también contra la hermandad entre turcos y kurdos… Este es un proceso que pretende destruir nuestra hermandad. Tenemos que acabar con esto juntos», dijo Erdoğan  tras la reunión, que tuvo lugar el jueves por la tarde.

Previamente Barzani se había reunido con el ministro de exteriores turco, Ahmet Davutoğlu. En unas declaraciones hechas tras el encuentro, Barzani dijo que su visita a Akara tenía por objeto ofrecer las condolencias del gobierno autónomo kurdo de Irak a Turquía por los últimos atentados del PKK, contra quien prometió una mayor cooperación por parte de su administración en múltiples ámbitos así como encuentros bilaterales más frecuentes. Barzani resaltó además que este tipo de ataques por parte del grupo terrorista kurdo no van en beneficio de turcos ni de kurdos.

Este mensaje se suma al del presidente de la administración autónoma kurda del norte de Irak, Massoud Barzani,  quien el mismo día de los atentados que dejaron 24 miembros de las fuerzas de seguridad turcas muertos en la provincia fronteriza (con Irak) de Hakkari, volvió a condenar los ataques del PKK y la presencia en su territorio del grupo terrorista kurdo. Según informó la prensa turca, Massoud Barzani telefoneó al primer ministro Erdoğan para expresarle sus condolencias a las familias de los fallecidos y subrayó que estos actos pretendían acabar con la hermandad entre turcos y kurdos.