El Di̇yarbakırspor seguirá en primera

El Comité de Disciplina del Fútbol Profesional de Turquía (PFDK) condenó el viernes al Diyarbakırspor a jugar tres partidos a puerta cerrada en castigo por la invasión del campo de sus seguidores.

El Comité de Disciplina del Fútbol Profesional de Turquía (PFDK) condenó el viernes al Diyarbakırspor a jugar tres partidos a puerta cerrada en castigo por la invasión del campo de sus seguidores la semana pasada en Estambul, evitando así el descenso de categoría.
El PFDK condenó al equipo de Diyarbakır a disputar los tres próximos encuentros en su estadio a puerta cerrada y le impuso una multa de 50.000 liras turcas (unos 25.000 euros) por los incidentes que el pasado fin de semana protagonizaron sus hinchas, cuando invadieron el campo y comenzaron a arrojar objetos contra los jugadores del İstanbul B.B. y los árbitros, obligando a suspender el partido en el minuto 87.
La sanción sin embargo evita los peores temores para el Diyarbakırspor, ya que según el reglamento de la Federación de Fútbol Turca si el equipo hubiera sido sancionado por segunda vez con la derrota por 3-0 frente al equipo rival -como ya ocurriera en la jornada 24ª frente al Bursaspor por incidentes similares-, el Diyarbakırspor hubiera sido condenado a descender de categoría.
 
Ahora sólo cabe esperar que por el bien de su equipo, los seguidores más radicales del conjunto de Diyarbakır hayan tomado buena nota y no vuelvan a hacer de las suyas en lo que resta de temporada. No obstante, si el equipo sigue cosechando malos resultados puede que el Diyarbakırspor acabe descendiendo por méritos propios, ya que en la actualidad ocupa los últimos puestos de la tabla.