Detenidos en el aeropuerto Atatürk de Estambul ochos presuntos militantes del Daesh

Los detenidos, todos ellos de nacionalidad marroquí y que se hacían pasar por turistas, planeaban viajar ilegalmente a Alemania haciéndose pasar por refugiados.

La policía turca detuvo en el aeropuerto internacional Atatürk de Estambul a ocho personas de nacionalidad marroquí sospechosas de militar en el grupo terrorista autoproclamado Estado Islámico (IS) y de querer entrar ilegalmente en Alemania.

Según informaban el miércoles a la prensa fuentes policiales, los ocho sospechosos llegaron a Estambul en un vuelo procedente de Casablanca y levantaron sospechas por su actitud. Interrogados por el personal de seguridad del aeropuerto, al ser preguntados por el motivo de su viaje alegaron que viajaban a Estambul por turismo y que habían reservado un hotel en la ciudad: un extremo que fue desmentido cuando la policía comprobó que no habían hecho ninguna reserva hotelera.

Tras un interrogatorio más exhaustivo en dependencias policiales del aeropuerto, los agentes descubrieron además que uno de los ciudadanos marroquíes portaba un plano dibujado a mano en el que se explicaba detalladamente una ruta para viajar desde la ciudad turca de İzmir hasta Alemania a través de Grecia, Serbia y Hungría. Según las informaciones publicadas por la prensa, el grupo podría estar planeando entrar ilegalmente en Alemania haciéndose pasar por refugiados.

Equipos especializados en criminología de la policía turca trabajan desde hace tiempo en los dos aeropuertos de Estambul –Atatürk y Sabiha Gökçen– así como en la estación de autobuses de Bayrampaşa para tratar de identificar a personas sospechosas de formar parte de grupos terroristas como el Daesh (nombre en árabe el IS). Hasta la fecha, cerca de 800 personas han sido deportadas a sus países de origen mientras que a unas 200 se les ha denegado la entrada en el país.