Duras críticas de Fatih Terim a los abucheos durante el amistoso entre Grecia y Turquía

El seleccionador nacional de Turquía criticó severamente a parte de la afición por abuchear el himno nacional de Grecia y no respetar el minuto de silencio por las víctimas de París.

El seleccionador nacional de fútbol de Turquía, Fatih Terim, tuvo duras críticas para parte de los aficionados que asistieron el martes por la noche al encuentro amistoso entre Grecia y Turquía, y que no dejaron de proferir abucheos y cánticos incluso durante el minuto de silencio en homenaje a las víctimas de los recientes atentados en París.

Como en todos los encuentros disputados el martes –dos de los cuales acabaron suspendidos por amenazas de bomba- en el partido disputado en el distrito estambulita de Başakşehir los jugadores guardaron un minuto de silencio por las más de 130 fallecidos en los ataques terroristas de Francia. Sin embargo una parte del graderío comenzó a proferir abucheos y cánticos nacionalistas –incluyendo el habitual “Los mártires no mueren, la patria no se divide”- despertando las críticas y silbidos del resto de aficionados.

“Estamos guardando un minuto de silencio por las víctimas. ¿Es que no podemos ser pacientes durante un minuto? Luego cuando vamos al extranjero, somos incapaces de explicar esto”, declaró un indignado Terim tras el partido, en el que los jugadores aparecieron con brazaletes negros y que acabó en un empate sin goles. “No es un juego de niños. Es algo importante”, añadió el seleccionador nacional turco, para quien esta actitud “no nos representa en absoluto”.

“El deporte es una de las herramientas más importantes que pueden ser empleadas para la paz y la hermandad”, insistió Terim, quien también criticó severamente los abucheos previos de parte de la afición cuando se interpretó el himno nacional griego. “Abuchear el himno… ¿a qué viene eso? Somos mejores que eso. Si eso nos lo hubieran hecho a nosotros, estaríamos realmente enojados”, declaró.

Durante la interpretación del himno nacional de Grecia, los abucheos de un sector de las gradas hicieron que incluso jugadores como Arda Turan recriminase a los hinchas su actitud, si bien éstos continuaron con sus protestas. La actitud y la falta de respeto de los hinchas más radicales turcos recibió fuertes críticas en la prensa nacional del país, pero también en el extranjero especialmente en las redes sociales.

El partido del martes, al que asistieron tanto el primer ministro turco Ahmet Davutoğlu como su homólogo griego Alexis Tsipras, representó el primer choque entre las selecciones de ambos países desde hace ocho años.