El líder opositor tayiko asesinado en Estambul fue envenenado

Umarali Kuvatov, asesinado de un disparo el pasado mes de marzo, tenía en su sangre restos de un fármaco que podía resultar mortal, según asegura ahora un informe de expertos forenses turcos.

Umarali Kuvatov, el líder opositor tayiko asesinado a principios de marzo de un disparo en plena calle en el distrito estambulita de Fatih, había sido envenenado antes de su muerte, según confirman los resultados de un informe forense dado a conocer el miércoles.

En su informe, el Consejo de Medicina Forense de Estambul señala que en la sangre de Kuvatov se habrían encontrado restos de Clozapina, un fármaco utilizado habitualmente para el tratamiento de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos, y cuyos efectos secundarios a dosis demasiado elevadas afectan al sistema nervioso y cardiaco, entre otros. El documento, que ha sido remitido a la oficina del fiscal que investiga el caso, indica que si bien la dosis hallada no resulta letal su ingesta tenía por objetivo acabar con su vida.

Kuvatov, que vivía exiliado en Turquía desde finales de 2013, se hizo famoso en el verano de 2012 después de que huyera a Moscú, donde creó una organización bautizada como “Grupo 24” que se postuló como un nuevo movimiento político contra el presidente de Tayikistán, Emomalii Rahmon, cuyo gobierno trató de acusarle de cargos de corrupción para lograr su detención.

La Corte Suprema de Justicia de Tayikistán calificó el 9 de octubre de 2014 al “Grupo 24” como una “organización extremista” y prohibió sus actividades así como sus páginas web y materiales impresos, acusándolo de tratar de apropiarse del poder en el país de forma inconstitucional tras convocar a través de Internet una serie de protestas contra el gobierno del presidente Emomalii Rahmon, quien se ha mantenido en el poder de forma continua desde 1994. La esposa de Kuvatov siempre ha señalado al régimen de Rahmon como responsable del asesinato de su marido.