Bolivia revela planes con Irán para desarrollar su energía nuclear

El presidente boliviano, Evo Morales, reconoció el sábado la existencia de un acuerdo con Irán para construir una central nuclear, aunque aseguró que el proyecto no tiene un fin bélico.

El presidente boliviano, Evo Morales, reconoció el sábado la existencia de un acuerdo con Irán para construir una central nuclear, aunque aseguró que el proyecto no tiene un fin bélico ni pretende la construcción de armas nucleares.

«No tengo por qué mentir: uno de los temas que avanzamos con Irán es evidentemente tener una planta nuclear para temas energéticos. Cuando hablamos de planta nuclear la ligan a una bomba atómica, pero no estamos hablando de bomba atómica», dijo Morales durante un discurso en una región minera al sur de Bolivia.

El mandatario boliviano reveló además hace unos días a su regreso de una visita oficial a Irán que pudo comprobar in situ el enorme salto que ha dado el régimen de Teherán en la producción de energía nuclear «con fines pacíficos». Irán y Bolivia iniciaron relaciones diplomáticas en septiembre de 2007, y desde entonces ambos países han estrechado sus lazos debido a la afinidad política entre sus gobiernos.

Morales quiere apostar por la energía nuclear dado que Bolivia posee uranio, la materia prima imprescindible para producir energía nuclear e incluso exportarla. Por ahora sin embargo todo son conjeturas, ya que nada más se ha sabido desde que el pasado mes de agosto fuera el propio presidente boliviano quien anunciara el descubrimiento de un yacimiento de uranio al sur del país andino.