Baykal pide la cancelación de los acuerdos con Armenia

Deniz Baykal, líder del principal partido de la oposición (el Partido Republicano del Pueblo, o CHP), ha pedido al gobierno que se retire de los protocolos firmados en octubre con Armenia.

Deniz Baykal, líder del principal partido de la oposición (el Partido Republicano del Pueblo, o CHP), ha pedido al gobierno que se retire de los protocolos firmados el pasado mes de octubre para normalizar las relaciones con Armenia después de que un comité del Congreso de EE.UU. y el parlamento sueco hayan aprobado sendas mociones a favor del reconocimiento del llamado «genocidio armenio».
 
En declaraciones hechas el miércoles a miembros de su partido, Baykal dijo que el CHP estaba planeando pedir una sesión parlamentaria para revisar el proceso de acercamiento a Armenia. El presidente del CHP criticó además las declaraciones que hizo esta semana el primer ministro Erdoğan a la BBC británica, en las que aseguraba que había 100.000 armenios trabajando ilegalmente en Turquía sin que su gobierno estuviera pensando en expulsarlos. Las palabras de Erdoğan fueron interpretadas desde algunos medios opuestos al gobierno como una amenaza en represalia por la presión que la diáspora armenia está ejerciendo para que se apruebe en todos los países mociones a favor del reconocimiento del genocidio armenio.
«Son unas declaraciones graves y desafortunadas», dijo Baykal sobre los comentarios del primer ministro turco, que calificó de «inaceptables». «Va en contra de los derechos humanos abusar de esas personas que están trabajando en Turquía para tratar de buscar una solución a un conflicto», comentó el líder del CHP.
Baykal sin embargo continuó mostrando su oposición a cualquier acuerdo con Armenia mientras persista la ocupación militar armenia del enclave azerbaiyano de Nagorno-Karabaj. Además insiste en que los protocolos firmados con Armenia para la normalización de las relaciones mútuas no deberían ser ratificados por el parlamento hasta que las tropas armenias abandonen Karabaj y Armenia revise su constitución, que establece como una verdad irrefutable la existencia de un genocidio contra los armenios cometido por el entonces Imperio Otomano en 1915.