5 muertos en ataques del PKK en el sureste de Turquía

Al menos cuatro miembros de las fuerzas de seguridad turcas y un civil fallecieron en las últimas 24 horas en el sureste de Turquía en ataques perpetrados por el Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

Al menos cuatro miembros de las fuerzas de seguridad turcas y un civil fallecieron en las últimas 24 horas en el sureste de Turquía en ataques perpetrados por el autodenominado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización armada incluida en la lista de grupos terroristas de la Unión Europea.

Un oficial y dos soldados morían en torno a las 9:10 de la mañana del jueves (8:10 CET) en la provincia fronteriza de Şırnak, en el extremo sureste de Turquía, cuando varios militantes del PKK emboscaron a un grupo de militares que patrullaban la zona antes de la llegada de un convoy del ejército a la zona, que ha sido escenario en los últimos días de varios ataques similares.

Poco después el Estado Mayor Turco confirmaba el “atroz ataque” en un comunicado, añadiendo que varios helicópteros, drones y fuerzas especiales habían sido desplegados en la zona para localizar a los autores del ataque.

Horas antes, a última hora del miércoles, un agente de policía y un civil fallecían también en la provincia de Diyarbakır –en la región sureste de Turquía- durante otro ataque perpetrado por miembros del PKK. Mehmet Uyar, un policía de 30 años, resultaba herido de bala junto con otros dos civiles que se encontraban junto a él; tras ser trasladados al hospital, tanto el agente como uno de los civiles, de 51 años de edad, fallecieron a causa de sus heridas, mientras que el otro herido permanece ingresado.

En la ceremonia celebrada el jueves en Diyarbakır en honor del policía fallecido, a la que asistió su viuda embarazada de cuatro meses, el jefe del departamento de policía de Diyarbakır, Halis Böğürcü, informó que 13 personas han sido detenidas ya en relación con el ataque.

Mientras el diario turco Hürriyet informaba que un total de 190 miembros del PKK han muerto en los últimos bombardeos llevados a cabo por cazas F-16 del ejército turco, que han dejado además otros 300 militantes del grupo armado heridos, según fuentes de seguridad citadas por el rotativo, que añadieron que un total de 40 cazas F-16 participaron en los ataques aéreos llevados a cabo esta semana contra los campamentos del PKK en los montes Kandil del norte de Irak.

El gobierno turco ha prometido responder a cada ataque del PKK en suelo turco con nuevos bombardeos, el último de los cuales –según Hürriyet– habría tenido lugar en la madrugada del jueves con la participación de una treintena de F-16.

Turquía ha intensificado en los últimos días sus bombardeos contra objetivos del PKK tras los ataques que éste inició después de que un atentado suicida costara la vida a 32 simpatizantes kurdos en la localidad de Suruç; un ataque atribuido a un terrorista del autoproclamado Estado Islámico del que el PKK sin embargo ha responsabilizado al gobierno turco, iniciando una serie de atentados que hasta la fecha han costado la vida a más de una docena de militares y policías y han dejado numerosos heridos. No obstante semanas antes del atentado de Suruç el propio PKK ya había anunciado la ruptura del alto al fuego que en muchas ocasiones sólo había sido teórico, especialmente en el sureste del país, criticando a Ankara por construir nuevos cuarteles y presas en la región.

Erdoğan insiste en los vínculos entre el HDP y el PKK

Por otro lado el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan criticó duramente al co-presidente de la formación pro-kurda Partido Democrático de los Pueblos (HDP), Selahattin Demirtaş, por unas declaraciones hechas esta semana en las que afirmó que el atentado suicida perpetrado el 20 de julio en Suruç fue llevado a cabo por una organización secreta infiltrada en el Estado dirigida por el propio Erdoğan.

“Esta es una declaración vulgar y que no tiene ningún sentido. Me gustaría decir que la Presidencia de la República es una institución tan alta, que no caerá en esta impertinencia y deshonor”, dijo el presidente turco en declaraciones hechas a los periodistas desde China, tras asistir a un foro de empresarios de ambos países.

Erdoğan recordó además que el HDP había sido incapaz de condenar los atentados terroristas del PKK o de suscribir en el parlamento una declaración conjunta en contra del terrorismo, así como que un hermano de Demirtaş es militante activo del PKK y vive en los campamentos del grupo el norte de Irak donde Demirtaş –aseguró Erdoğan- le visita regularmente.

El primer ministro en funciones, Ahmet Davutoğlu, respondió también a las declaraciones de Demirtaş subrayando que todas las instituciones del Estado, incluyendo la Presidencia de la República, se enmarcan en las leyes y la Constitución “pero vosotros (el HDP), vosotros sois los elementos terroristas (infiltrados en el Estado)”.