Uno de cada tres terroristas del IS detenido en Turquía es un extranjero

El miércoles la policía turca detenía en la ciudad de İzmir, al oeste del país, a un ciudadano francés buscado en su país por sus vínculos con el Estado Islámico y que planeaba atentar en la ciudad.

Un tercio de los detenidos en Turquía como presuntos miembros del grupo terrorista Estado Islámico (IS) desde 2013 son ciudadanos extranjeros, según confirmaron fuentes policiales bajo condición de anonimato citadas por la agencia de noticias turca Anatolia.

De acuerdo a dichas informaciones, de los 2.545 sospechosos de militar en el IS detenidos en los últimos tres años, 810 eran foráneos y el resto ciudadanos turcos. Las fuerzas de seguridad turcas detuvieron en 2013 un total de 230 personas por sus vínculos con la organización extremista, de los que 78 ingresaron en prisión siendo 12 de ellos extranjeros, de acuerdo a las mismas fuentes.

En 2014, el número de detenidos en operaciones contra grupos y células de la red terrorista en Turquía ascendió a 615, de los cuales 240 eran extranjeros; 87 de ellos fueron finalmente encarcelados, siendo 21 de ellos extranjeros. Por último en 2015 se han producido alrededor de 1.700 detenciones por parte de la policía turca, de las cuales 492 correspondieron a ciudadanos de otros países, ingresando finalmente en prisión 419 acusados de los que 95 eran foráneos.

Según las mismas fuentes, que no detallaron los países de procedencia de los extranjeros detenidos, durante las operaciones antiterroristas llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad turcas contra grupos afines al Estado Islámico fueron confiscadas un total de 19 armas de largo alcance, 170 granadas de mano, 51 artefactos explosivos caseros, 98 pistolas, 84 rifles, 18.091 cartuchos de munición, y 341 kilos de material explosivo, así como 50 cinturones explosivos utilizados para llevar a cabo atentados suicidas.

Además fuentes policiales habrían revelado que el Daesh (nombre en árabe del IS) no ha reivindicado muchos de los atentados llevados a cabo en Turquía, si bien la policía turca tiene evidencias de que el grupo estaría detrás de varios de ellos, incluyendo el que mató el pasado 20 de julio a 33 activistas kurdos en Suruç y el que el 10 de octubre acabó con la vida de más de un centenar de personas durante una manifestación en Ankara.

Detenido un miembro del IS que planeaba atentar en İzmir

Precisamente el miércoles la policía turca detenía en la ciudad de İzmir, al oeste del país, a Mehdiband Said, un ciudadano francés buscado en su país por sus vínculos con el IS –con el que había luchado en Siria- y que se había trasladado a Turquía, donde se había sometido recientemente a un trasplante de pelo en el distrito de Karşıyaka.

Said, que fue detenido durante una operación antiterrorista cuando planeaba someterse a una operación de cirugía estética tras el injerto de pelo con el que pretendía cambiar su aspecto e identidad, estaría planeando llevar a cabo un atentado con bomba en İzmir, según informaron medios turcos.

Precisamente hace unos días se daba a conocer que el IS está dando instrucciones a sus miembros para que intenten pasar desapercibidos y no levanten sospechas en aeropuertos u otros lugares públicos, vistiendo ropas occidentales, afeitándose la barba y frecuentando lugares tales como bares o clubes nocturnos.