Un terremoto de 5 grados causa daños en el oeste de Turquía

El seísmo, que pudo sentirse en todo el oeste del país y en grandes ciudades como Estambul e İzmir, duró 45 segundos y causó el derrumbe de algunos edificios en pueblos de Çanakkale.

Un seísmo de al menos 5 grados de magnitud en la escala Richter afectó en la noche del miércoles a la provincia de Çanakkale, al noroeste de Turquía, causando daños en algunos edificios y pudiendo sentirse en toda la región, incluyendo ciudades como Estambul o İzmir.

El terremoto, que según datos del prestigioso Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) alcanzó 5,1 grados de intensidad, se desató a las 21:23 hora local (19:23 CET) y tuvo su epicentro en el distrito de Ayvacık, a unos 384 kilómetros al oeste de Estambul, y se produjo a una profundidad de 10 kilómetros bajo la superficie terrestre.

El temblor pudo sentirse en varias provincias del oeste de Turquía así como en las grandes ciudades de la región, incluyendo Estambul e İzmir (Esmirna), la tercera urbe más grande del país. No obstante las autoridades no informaron de víctimas o daños personales.

El alcalde de Çanakkale, Ülgür Gökhan, confirmó a los medios que el terremoto había durado 45 segundos, pero confirmó que ningún edificio de la ciudad había resultado dañado. La oficina del gobernador de Estambul informó por su parte en otro comunicado que no había informes de daños materiales.

Por su parte el presidente de la Agencia de Gestión de Desastres y Emergencias de Turquía (AFAD), Mehmet Güllüoğlu, señaló que sus expertos continúan examinando las áreas afectadas por el seísmo para determinar si se han producido fallecidos o heridos como consecuencia del suceso, pero indicó que hasta ahora no hay informes de víctimas.

No obstante Güllüoğlu advirtió que algunos edificios podrían haber visto dañada su integridad estructural, especialmente los más antiguos, como consecuencia del temblor. Tras el terremoto principal se produjeron “más de 12 réplicas, la mayor de 2,7 grados”, dijo el presidente de AFAD.

Varios medios turcos informaron que en un pueblo del distrito de Ayvacık al menos una decena de edificios habían sufrido graves daños por el seísmo y habían quedado parcialmente destruidos. Los edificios sin embargo corresponden a casas antiguas que permanecían desocupadas, por lo que no hubo víctimas.

El distrito de Ayvacık ya fue epicentro en febrero de 2017 de una cadena de sucesivos terremotos de magnitud superior a 5 seguidos de cerca de un millar de réplicas, que causaron varios heridos e importantes daños en edificios y obligaron a evacuar a cientos de residentes en las zonas rurales.