Un muerto por la explosión de una bomba en Estambul

La magnitud de la explosión, que afectó a la sede de un semanario vinculado a un grupo extremista islamista, provocó el derrumbe de parte de los muros del edificio así como daños en bloques próximos.

Una explosión de gran potencia sacudió el miércoles por la tarde las oficinas de una pequeña publicación en el distrito de Kağıthane, al norte de Estambul, dejando un muerto y tres heridos según confirmaron fuentes de la policía turca.

El artefacto, una bomba a presión dejada a la entrada de la sede de la revista mensual Adımlar (Pasos), hizo explosión en torno a las 19:30 horas del miércoles cuando una de las víctimas abrió la puerta. Ünsal Zor, un columnista de la publicación de 45 años de edad, falleció en el acto, mientras que su hermano y editor jefe de la revista, Ali Osman Zor, y dos empleados más, resultaron heridos y fueron trasladados al hospital.

La magnitud de la explosión provocó el derrumbe de parte de los muros del edificio así como daños en bloques próximos, informó la policía. Adımlar es una revista vinculada a un grupo islamista turco, el Frente Islamista de Invasores del Gran Oriente (İBDA-C), considerado una organización terrorista en Turquía y que apoya al autoproclamado al Estado Islámico (IS).

La revista había organizado de hecho campañas exigiendo la liberación del líder encarcelado del grupo, Salih Mirzabeyoğlu. El İBDA-C reivindicó además su participación en los brutales atentados de 2003 atribuidos a Al-Qaeda contra dos sinagogas y el consulado británico en Estambul, que dejaron 57 muertos.

Si bien por ahora nadie ha reivindicado este atentado, varios medios turcos atribuyeron la responsabilidad a la organización terrorista de extrema izquierda Frente Revolucionario para la Liberación del Pueblo (DKHP-C), considerado como un grupo rival del İBDA-C. No obstante no se descarta que lo sucedido pueda ser resultado de las propias luchas internas en el seno del İBDA-C.