Los sobres enviados a los consulados en Estambul dan negativo en agentes químicos

Las pruebas y tests practicadas a la extraña sustancia amarilla enviada en sobres a varios consulados extranjeros es inofensiva, según informó el ministerio de salud turco.

El consulado de Hungría en Estambul se convertía el lunes en la última representación diplomática en la metrópolis turca en recibir uno de los misteriosos sobres con una extraña sustancia amarilla que desató el viernes la alarma, obligando a la intervención de equipos expertos en la lucha contra armas químicas y biológicas.

Miembros de la Agencia de Gestión de Desastres y Emergencias de Turquía (AFAD) inspeccionaban las dependencias del consulado húngaro el lunes, donde seis empleados fueron hospitalizados como medida de precaución. También se encontraron sobres similares en la sede de un importante tribunal en la capital turca, Ankara, según informaron medios turcos.

En un comunicado emitido por el Ministerio de Salud de Turquía, éste informó no obstante que los análisis practicados a la sustancia contenida en los envíos remitidos el viernes a cinco consulados extranjeros en Estambul habían dado negativo en los tests de agentes biológicos. Igualmente se dio de alta a 25 personas –incluyendo cinco extranjeros- que habían estado desde entonces en cuarentena tras haberse visto expuestas.

Según la nota emitida por el ministerio, un total de siete pruebas fueron practicadas a la sustancia encontrada en los sobres en busca de agentes biológicos, y todos ellos han dado negativo. “Otros tests y análisis químicos para otros agentes de guerra biológica serán practicados”, explicaba el comunicado. Por su parte el ministro de salud turco Mehmet Müezzinoğlu calificaba la sustancia hallada en los sobres de “inofensiva”, comparándola con polvo de tiza.