Un muerto durante un tiroteo en el barrio estambulita de Nişantaşı

La víctima fallecía tiroteada el día de Nochebuena cuando circulaba con su vehículo, en un asesinato que se sospecha podría estar vinculado al crimen organizado.

Un hombre fallecía tiroteado en el adinerado barrio de Nişantaşı, en la zona europea de Estambul, después de que dos individuos armados abrieran fuego contra su vehículo, según informó el jueves la prensa turca.

El suceso tenía lugar el miércoles por la tarde, cuando los dos atacantes salieron de su coche y se aproximaron al vehículo de alta gama situado justo delante y en el que viajaba Ali Ekber Akgün, quien se encontraba en ese momento detenido en un semáforo; los dos hombres abrieron fuego varias veces contra el conductor, que quedó gravemente herido y falleció posteriormente en el hospital.

Pese a la rápida llegada de la policía alertada por varios testigos que presenciaron el crimen, los dos atacantes huyeron rápidamente de la escena en su coche. Las primeras pesquisas apuntan a que podría tratarse de un asesinato relacionado con el crimen organizado; según informaron medios turcos, la víctima tenía negocios inmobiliarios y se sospecha que anteriormente podría haber estar implicado en el tráfico de drogas e incluso en un asesinato en Holanda.

El mismo día por la noche otras dos personas fallecían tiroteadas con rifles Kalashnikov en la misma zona cuando caminaban por la Avenida Vali Konağı; una de ellas sería Vedat Şahin, hermano del conocido jefe mafioso Sedat Şahin, mientras que la segunda víctima sería un amigo que le acompañaba en ese momento. Una tercera persona resultó herida de gravedad en el ataque. Se da la circunstancia de que Sedat Şahin fue detenido en 2005 en conexión con el asesinato ese año en Italia de Hüseyin Saral, jefe de una banda rival.

En declaraciones a la prensa, el ministro del interior de Turquía Efkan Ala indicó que pese a la coincidencia en la fecha y la zona de los tres asesinatos no hay datos concretos sobre una conexión entre los crímenes, si bien la policía continúa investigando y no descarta esa posibilidad.