Un 5% menos de turistas visitó Turquía en junio

Representantes del sector atribuyen los malos datos a la incertidumbre política, la imagen de inseguridad por los conflictos en Siria e Irak, y la crisis económica en Rusia, que ha provocado una caída del 25% en los turistas rusos.

Datos publicados recientemente por el Ministerio de Cultura y Turismo de Turquía revelan que el número de extranjeros que visitó Turquía el pasado mes de junio se redujo en un 4,89% en relación al mismo mes del año anterior, hasta alcanzar los 4,12 millones: una caída que los analistas atribuyen a las preocupaciones sobre la seguridad por los conflictos en la región y a la crisis económica en Rusia, una importante fuente de turistas para Turquía.

A los malos datos de junio hay que añadir la caída en el número de turistas experimentada también durante los seis primeros meses de 2015, estimada en el 2,25% respecto a 2014, hasta totalizar 14,89 millones; en el mismo período, 1,45 millones de turistas rusos escogieron el país euroasiático como destino de sus vacaciones, lo que representa un descenso del 25% respecto a 2014, cuando 2 millones de rusos viajaron a Turquía durante la primera mitad del año.

Preocupantes son también no obstante los datos sobre turistas procedentes de otros países europeos; así, entre enero y junio de 2015 un 22,3% menos de franceses visitaron Turquía en relación a 2014, o un 19,5% menos de italianos.

Por otro lado las cifras aportadas por el ministerio de turismo turco señalan que la mayor proporción de turistas en los seis primeros meses de este año procedió de Alemania, con 2,11 millones (un 14,16% del total), seguidos de Rusia con 1,45 millones de visitantes (9,77% del total) y Reino Unido con algo más de 950.000 (6,38% del total).

Pese a que los ingresos netos por turismo sumaron en 2014 cerca de 23.000 millones de euros (más de la mitad del déficit del país), los representantes del sector llevan tiempo advirtiendo que será difícil alcanzar los objetivos propuestos para este año, pese a que muchos esperaban un repunte tras el fin del mes musulmán del Ramadán.

Un reciente informe de la consultora hotelera estadounidense STR Global indicaba que Turquía experimentó en junio una tasa de ocupación hotelera del 68,6%, un 7,6% menos que en el mismo mes del año pasado, lo que representa la mayor caída de Europa (excluyendo Rusia). Los turistas fueron los más beneficiados de este descenso, ya que en ciudades como Estambul el precio medio de una habitación de hotel se redujo en junio de media en casi 15 euros con respecto al mismo mes del año pasado.

Los analistas atribuyen estos malos datos a la coincidencia en el mismo mes (junio) del Ramadán -por lo que muchos turistas nacionales y de países árabes aplazan sus vacaciones- y de las elecciones parlamentarias en el país; de hecho, en general el índice de ocupación hotelera fue del 62,5% durante los seis primeros meses de 2015, un 2,3% más que en 2014