Un 35% de los turcos apoyaron la ‘’Marcha de la Justicia’’ organizada por la oposición

Un estudio encargado por el partido AKP concluye que sólo el 35% de los jóvenes votó a favor de las reformas constitucionales en el referéndum de abril. Además un 50% de los turcos no confía en el sistema judicial.

Un estudio encargado por el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) sobre los resultados del referéndum constitucional celebrado el pasado 16 de abril y sobre la llamada “Marcha de la Justicia” organizada recientemente por el principal partido de la oposición, ha revelado que sólo el 35% del electorado joven votó a favor del “Sí” en la consulta de abril, confirmando así las preocupaciones del partido gobernante sobre la pérdida del voto joven.

El estudio sociológico descubrió además que entre el 10 y el 12% de los votantes del AKP votaron a favor del “No” en las provincias del Mármara, el Egeo y el Mediterráneo, las más pobladas del país; ese mismo porcentaje se redujo hasta alrededor del 4% en las provincias del Mar Negro y de Anatolia Central, y hasta el 6% en el este y sureste del país.

Con respecto a la llamada “Marcha de la Justicia” organizada por el Partido Republicano del Pueblo (CHP), la principal formación de la oposición, que recorrió más de 400 kilómetros entre Ankara y Estambul en protesta por la sentencia a 25 años de prisión contra el diputado del CHP Enis Berberoğlu acusado de proporcionar secretos de Estado al diario Cumhuriyet –vinculado a la oposición- , la encuesta encargada por el partido gobernante AKP concluyó que el 35% de los ciudadanos turcos “apoyaron” la marcha, mientras que un 40% mostró su rechazo y otro 25% dijo no tener una opinión definida sobre el tema.

Preguntados los participantes en el sondeo sobre una posible comparación entre la “Marcha de la Justicia” organizada en junio por el CHP y las protestas por el Gezi Park contra el gobierno que sacudieron el país en junio de 2013 –un vínculo que el AKP planteó en su argumentario para criticar a la oposición- el estudio concluyó que los ciudadanos turcos no ven una relación o similitud entre ambas protestas.

Además el estudio señaló que cualquier intervención de las fuerzas del orden para frenar la “Marcha de la Justicia” -siguiendo con los paralelismos sobre los acontecimientos de 2013- habría sido percibida de forma negativa y rechazada por los ciudadanos.

Otra pregunta que se planteó en la encuesta fue si los ciudadanos turcos confían en el sistema judicial, revelándose una clara división al 50%-50% entre los que respondieron “Sí” y “No”; ambas respuestas estuvieron además condicionadas por la ideología política y/o el voto de los consultados, siendo más favorable en el caso de los votantes del AKP y menos entre quienes votan a los dos principales partidos de la oposición.