Los daños por las inundaciones en Estambul ascienden a 50 millones de euros

Los meteorólogos afirman que las lluvias son las más fuertes que ha sufrido la región desde hace 32 años. En el distrito europeo de Silivri, al oeste de Estambul, se recibieron en dos horas 128 litros de agua por metro cuadrado.

Las intensas lluvias caídas el martes por la mañana sobre la región del Mármara de Turquía y especialmente en Estambul, las peores sufridas por la metrópolis turca en varias décadas, han dejado daños en la ciudad que costarán a las aseguradoras al menos 200 millones de liras, cerca de 50 millones de euros, según afirman los expertos.

Millones de estambulitas se vieron sorprendidos a primera hora del martes 18 de julio por unas lluvias tormentosas acompañadas por vientos de hasta 80 kilómetros por hora que coincidieron con plena hora punta, cuando muchas personas se desplazan en coche o transporte público a sus lugares de trabajo. Las lluvias torrenciales colapsaron la red de transporte y dejaron carreteras, pasos subterráneos, túneles, estaciones de metro, viviendas y locales inundados, y cientos de coches dañados por el agua o sumergidos.

Los meteorólogos afirman que las lluvias son las más fuertes que ha sufrido la región desde hace 32 años. Al caos en las redes de transporte y comunicaciones hay que sumar que muchos conductores se vieron obligados a abandonar sus vehículos, inundados o arrastrados por el agua. El punto positivo ha sido que el que ha sido calificado por las autoridades como el “peor desastre natural” de los últimos años ha permitido elevar los niveles de los embalses de la provincia de Estambul en pleno verano, que en un solo día han pasado del 73,21 al 74,06% de su capacidad.

En algunas zonas el nivel del agua dentro de las casas y locales afectados llegó a alcanzar metro y medio de altura; otros residentes de Estambul afirmaron haber encontrado sus coches decenas de metros lejos de donde los habían dejado aparcados. Varias líneas de metro tuvieron que ser suspendidas, como la ruta entre Yenikapı y Otogar o entre Yenikapı y Kirazlı, y el servicio no pudo restaurarse hasta cerca del mediodía del miércoles. También se produjeron graves inundaciones en la línea que conecta las estaciones de Yenikapı y Haliç.

En el distrito europeo de Silivri, al oeste de la ciudad, que fue el más afectado por las inundaciones, se recibieron el martes 128 litros de agua por metro cuadrado en un par de horas; en el distrito asiático de Üsküdar, la cantidad ascendió a 108 litros por metro cuadrado. En otras zonas como Beykoz (Asia) o Sarıyer (Europa) se alcanzaron los 85 y 80 litros por metro cuadrado, respectivamente.

Los expertos señalan que las inundaciones son uno de los desastres naturales más frecuentes en Turquía; se calcula que se producen una media de 24 inundaciones al año en el país euroasiático, que dejan daños estimados en 2.200 millones de euros. La mayor cuantía a pagar por las aseguradoras se produjo en 2008 durante otras inundaciones en Estambul, en las que las compañías de seguros tuvieron que pagar daños por valor de casi 900 millones de euros a sus asegurados.

Tras las inundaciones sufridas el martes en Estambul, se calcula que las aseguradoras deberán pagar casi 50 millones de euros a sus clientes en concepto de indemnizaciones para reparar las pérdidas. Los expertos señalan que casi el 95% de los vehículos dañados están cubiertos por seguro, y que también la mayoría de locales y viviendas están cubiertas por aseguradoras.