TURQUÍA VE EN IRAK UN GRAN POTENCIAL PARA LAS INVERSIONES

TURQUÍA ESPERA AUMENTAR EL VOLUMEN COMERCIAL ENTRE AMBOS PAÍSES HASTA LOS 19.000 MILLONES DE EUROS, UNA VEZ IRAK SE ESTABILICE

El Ministro de Comercio Exterior, Kürşad Tüzmen, afirmó en declaraciones hechas el pasado lunes a la agencia de noticias turca Anatolia que el volumen comercial total entre Turquía e Irak alcanzará los 30.000 millones de dólares (unos 19.000 millones de euros) una vez que la situación en Irak se haya estabilizado. Tüzmen añadió que se prevé que los ingresos anuales de Irak por petróleo alcanzarán en ese momento cerca de 160.000 millones de euros. \»Irak alcanzará unos ingresos totales por petróleo de más de 250.000 millones de dólares sólo con que su producción y exportación de crudo alcance los niveles anteriores a la guerra\», dijo.

Las exportaciones totales de petróleo iraquí alcanzaban los 40.000 millones dólares durante el período anterior a la guerra, durante el cual el precio del barril de petróleo era de sólo 20 dólares. Actualmente el precio está a punto de alcanzar los 150 dólares por barril, lo que significa que los ingresos anuales por petróleo en Irak alcanzarán los 250.000 millones de dólares si se logra alcanzar el nivel de producción existente antes del conflicto. \»Estos son unos ingresos muy importantes, que harán a Irak uno de los países más ricos de la región\», dijo Tüzmen. \»Esto tendrá consecuencias positivas tanto para el pueblo iraquí como para toda la región, incluida Turquía. Turquía está preparada para hacer todo lo posible por mantener la estabilidad en Irak y ayudar a todos los iraquíes a prosperar\».

El volumen comercial entre los dos países alcanzó en los seis primeros meses de 2008 los 1.400 millones de euros, una cifra que Turquía espera supere los 3.000 millones de euros a finales de este año. Tüzmen subrayó el hecho de que había realizado dos viajes a Irak en las dos últimas semanas, una de ellas acompañado por empresarios turcos, que expusieron sus propuestas a los ministros iraquíes, y la otra encabezada por el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan, que firmó varios acuerdos con las autoridades iraquíes. El ministro destacó que los ingresos iraquíes procedentes del petróleo (su principal fuente de ingresos) se emplearían en la reconstrucción del país, lo que generaría importantes oportunidades para la participación de inversores extranjeros, incluyendo las empresas turcas, que poseen importantes ventajas en términos de logística, experiencia y habilidades para los negocios en comparación con otros países de la zona.

Tüzmen señaló además que el gobierno turco venía trabajando desde hace tiempo para asumir un papel influyente en la economía y el futuro de Irak: \»Fuimos allí para apoyar al pueblo iraquí antes de la guerra, durante la guerra y después de la guerra. Nos gustaría estar allí para dar el mismo apoyo al pueblo iraquí en el futuro del país. Nos gustaría hacer negocios con nuestros vecinos. Nos gustaría establecer acuerdos basados en intereses mútuos. Estamos planeando trabajar en zonas industriales que crearemos en la frontera, basadas en el modelo de producto compartido. Un Irak rico significa una Turquía rica, y una Turquía rica significa un Irak rico\», dijo el ministro.