TROPAS DE SRI LANKA TOMAN EL ÚLTIMO REDUCTO DE LOS \’\’TIGRES TAMILES\’\’

Las fuerzas armadas de de Sri Lanka capturaron ayer la última ciudad que quedaba bajo control de los rebeldes separatistas conocidos como \»Tigres Tamiles\», poniendo así prácticamente fin a una de las rebeliones más largas de Asia. El puerto oriental de Mullaittivu, donde el ejército no había puesto un pie desde que fuera capturada por los rebeldes en 1996, era uno de los objetivos finales de esta ofensiva militar que trata de terminar con 25 años de conflicto con los insurgentes del Ejército de Liberación del Tamil Eelam (LTTE, en sus siglas en inglés).

\»Después de una lucha de un mes hemos liberado totalmente la ciudad de Mullaittivu\», dijo el teniente general Sarath Fonseka. \»Podremos terminar pronto con esta guerra\». Fonseka afirmó que el área dominada actualmente por el LTTE es menor de 300 kilómetros cuadrados, muy por debajo de los 15.000 kilómetros cuadrados que llegaron a controlar cuando se reanudaron las hostilidades en 2006. La captura de su último enclave deja al grupo armado confinado a un trozo de la selva en el noroeste de la isla, con sus defensas y bases dispersas por un puñado de aldeas.

Mientras, las agencias humanitarias estiman que unos 230.000 civiles que huyen del conflicto están atrapados en zonas controladas por los rebeldes. Grupos de derechos humanos y el propio gobierno de Sri Lanka acusan a los Tigres Tamiles de utilizar a los civiles como escudos humanos.