TRES PAÍSES EUROPEOS ADVIERTEN A TURQUÍA SOBRE LA PRESA DE ILISU

ALEMANIA, AUSTRIA Y SUIZA PODRÍAN RETIRAR SU APOYO FINANCIERO SI TURQUÍA NO CUMPLE SUS COMPROMISOS SOBRE EL PROYECTO

Tres países europeos amenazaron el sábado con no permitir la concesión de créditos para la construcción de la presa de Ilisu en Turquía si Ankara no se ocupa de los compromisos medioambientales y sociales que adquirió previamente al inicio del proyecto. Así lo afirmaron los ministros de economía de Alemania, Austria y Suiza reunidos en Duernstein (Austria), que participan en la financiación de este enorme proyecto en la cabecera del río Tigris que pretende aprovechar su potencial eléctrico y los recursos hídricos de la región.

Alemania, Austria y Suiza aprobaron inicialmente respaldar la inversión de 1.200 millones de euros para que compañías de estos tres países financiaran este proyecto, que será construido cerca de la frontera con Irak. Sin embargo, varias organizaciones medioambientales y diversas ONGs sociales han criticado duramente la construcción de esta enorme presa debido a que supondría el desplazamiento de al menos 50.000 personas, así como la inundación de vestigios arqueológicos históricos de la antigua Mesopotamia.

La administración iraquí también ha hecho repetidas quejas sobre la disminución de sus recursos hídricos que supondría la presa de Ilisu, ante lo cual Turquía decidió hace pocos meses crear un organismo de gestión del agua conjunto con Siria e Irak.

Está previsto que las agencias nacionales de crédito de los tres países se reunan para debatir la cuestión a mediados del próximo mes de junio, según declaró la ministra suiza de economía Doris Leuthard.